Amor de madre editorial

Amor de madre editorial

Conozca a la ‘madre dios’: el líder del amor ha ganado | falsos dioses

BREAKING NEWSOm Birla y Pralhad Joshi rinden homenaje a Chhatrapati Shivaji en su aniversario de nacimientoEl Sensex se desploma más de 2.700 puntos; el Nifty cae por debajo de 9.700El brote de coronavirus es ahora una pandemia: Organización Mundial de la SaludTiran tinta sobre el cartel del BJP que da la bienvenida a Scindia en BhopalCoronavirus: India suspende la mayoría de los visados hasta el 15 de abril
Muchos filósofos, autores y pensadores han expresado su opinión sobre el papel de la madre en sus vidas. La madre lo es todo en nuestra vida. Los que tienen madre son las personas más afortunadas y ricas de la Tierra.
Las madres son uno de los primeros indicios de la soberanía de Dios en nuestras vidas. Las madres nos enseñan a tener confianza y a creer en nosotros mismos. Es nuestra primera escuela de aprendizaje. De hecho, la madre es la primera amiga en nuestra vida.    Y la mejor amiga de la vida para siempre.
Así que, en este Día de la Madre, por favor, bendice a tu madre y pasa un poco de tiempo con ella. Los que han perdido a sus madres, recuerdan con cariño su infancia y el tiempo que pasaron con ellas.
China, por supuesto, es un oportunista y tiene la ambición de utilizar el estado de Afganistán para sus motivos de la ruta de la seda, Pakistán tiene un interés en el tesoro de las armas y municiones de la izquierda de Estados Unidos con un gran almacén de explosivos que, sin duda, los talibanes también ojos.

Editorial feliz día de la madre

Por supuesto, yo también deseo a todas las demás madres del mundo un feliz Día de la Madre. Espero que todas seáis mimadas hasta la saciedad y seáis amadas y abrazadas aún más de lo normal. Comed tarta, bebed vino, bailad sobre la mesa, desempaquetad regalos, recibid dibujos dulces, escuchad canciones infantiles y, por favor, sed un poco perezosas. Hoy es tu día. Y después de hoy tienes que esperar todo un año de nuevo…
– a la gente con una madre horrible. Sí, existen. Madres que en realidad nunca deberían haber sido madres. Tal vez tengan buenas razones, pero a menudo no las tienen. Siempre me siento muy triste cuando escucho una historia sobre madres no amorosas. Mis pensamientos están con los pobres niños.
– Las mujeres a las que les encantaría tener hijos, pero simplemente no funciona. Hay más mujeres de las que crees con el deseo incumplido de ser madre. De cuidar a un niño. De amar incondicionalmente a su propio bebé. Si no encuentran la pareja adecuada, o si no pueden tener hijos porque no se quedan embarazadas, es muy triste. Especialmente en un día como este.

I love my mommy por david bedford y brenna vaughan

Por Orange County Register11 de mayo de 2014 a las 12:00 a.m.Tras las recientes revelaciones sobre la afición del dueño de Los Ángeles Clippers, Donald Sterling, por el racismo casual, la Asociación Nacional de Baloncesto ha pasado las últimas semanas participando involuntariamente en un debate sobre algunos de los temas más feos de la sociedad estadounidense. Sin embargo, hace unos días, la NBA también nos recordó uno de los mejores aspectos de la vida estadounidense: El amor y el apoyo de las madres.
El martes por la noche, mientras recibía su premio de MVP, la superestrella de los Oklahoma City Thunder, Kevin Durant, luchó contra las lágrimas y cautivó al público con un sentido homenaje a su madre. Describiendo las dificultades a las que se enfrentó durante su infancia -madre soltera de dos hijos a la edad de 21 años, luchando simplemente por encontrar un lugar donde pudieran vivir- Durant agradeció a su madre su desinteresada perseverancia:
“No debíamos estar aquí. Nos hiciste creer. Nos mantuviste fuera de la calle, nos pusiste ropa en la espalda, comida en la mesa. Cuando no comías, te asegurabas de que comiéramos. Te fuiste a dormir con hambre. Te sacrificaste por nosotros. Eres el verdadero MVP”.

La gente recreó fotos de disney de su infancia para el día de la madre

Uno no puede entender realmente lo altruista que es la paternidad hasta que se convierte en madre. Y una vez que eso ocurre, tiendes por definición a estar tan preocupado por el bienestar de tu propia descendencia que rara vez te paras a pensar que lo que sientes por tu hijo es lo que tu madre siente por ti. Los mismos instintos de protección, los mismos sueños para el futuro, las mismas preocupaciones por los peligros, los mismos deseos de una vida de felicidad. El mismo amor incondicional, un amor que brilla incluso cuando no es correspondido.
Esto no es algo antinatural. En cierto modo, es casi universal. Nosotros mismos hemos cometido, al menos en parte, la misma negligencia emocional. De niño, el mundo se centra en ti y asumes en muchos aspectos que tu amor por tu madre es comprendido. De adulto, el mundo se centra en tu familia o en tu carrera, o en ambos, y de nuevo, es fácil asumir que tu amor por tu madre es comprendido.
Una madre tiende a ser así. No le gusta hacer a un lado a sus hijos. Ella no desea imponer. Pero la nota de improviso, la llamada telefónica inesperada, el más mínimo regalo, el dibujo del hijo o del nieto.