Avena con manzana verde

Avena con manzana verde

Avena de manzana y canela instantánea

Los copos de avena son una gran opción de alimento para el desayuno. El consumo regular de avena tiene muchos beneficios. Además, combinar los copos de avena con manzana verde es también una gran idea para la merienda. Esta mezcla nos ayudará a quemar grasas y a depurar nuestro organismo. Ambos cubren nuestra necesidad diaria de fibra y aceleran nuestro metabolismo.
El contenido de fibra de la avena puede reducir el colesterol y es bueno para el corazón. La manzana verde disminuye el colesterol malo y equilibra también el bueno. También nos ayuda a poner en orden nuestra presión arterial.
La avena y la manzana verde impiden que la enzima lecitina sea segregada por el hígado. Así que ambos ayudan a desintoxicar y limpiar las arterias. Son una forma efectiva de generar ácido estomacal que ayuda a la absorción de la nutrición. La circulación de fluidos se pone en forma y nuestro cuerpo comienza a quemar grasa.
Si quieres empezar un nuevo día con un cóctel de vitaminas, la manzana verde y la avena son todo lo que necesitas. ¿Tienes heridas o dolores musculares? Te ayudarán a renovar tu tejido muscular por su contenido en vitaminas. ¿Te sientes cansado? Los copos de avena son uno de los carbohidratos más fáciles de digerir que puedes comer después de entrenar.

Copos de avena con manzana saludables

Empieza el día con este plato sano, saciante y muy sabroso, que puedes preparar en un santiamén si tienes todos los ingredientes preparados en la nevera. La combinación de avena, mantequilla de cacahuete y leche de almendras, aderezada con manzanas verdes ácidas y saciantes, hace que sea un desayuno delicioso, que tiene una textura rica, una sensación cremosa en la boca y un sabor encantador. La receta de desayuno vegano con avena y manzanas verdes es saciante y rebosa de buena energía, a la vez que es baja en calorías. Intenta utilizar mantequilla de cacahuete casera, ya que no tiene azúcar y es rica en grasas buenas procedentes de los cacahuetes y el aceite de coco. La leche de almendras también es fácil de hacer en casa, así que puedes preparar un poco de antemano y guardar. Si tienes todo esto en stock, puedes simplemente mezclarlo para hacer este delicioso desayuno, ¡una forma realmente práctica de empezar el día! Puedes preparar los ingredientes en casa: Leche de Almendras y Mantequilla de Cacahuete Casera .

Ver más

Empieza el día con este plato sano, saciante y muy sabroso, que puede prepararse en un santiamén si tienes todos los ingredientes preparados en la nevera. La combinación de avena, mantequilla de cacahuete y leche de almendras, aderezada con manzanas verdes ácidas y saciantes, hace que el desayuno sea delicioso, con una textura rica, una sensación cremosa en la boca y un sabor encantador. La receta de desayuno vegano con avena y manzanas verdes es saciante y rebosa de buena energía, a la vez que es baja en calorías. Intenta utilizar mantequilla de cacahuete casera, ya que no tiene azúcar y es rica en grasas buenas procedentes de los cacahuetes y el aceite de coco. La leche de almendras también es fácil de hacer en casa, así que puedes preparar un poco de antemano y guardar. Si tienes todo esto en stock, puedes simplemente mezclarlo para hacer este delicioso desayuno, ¡una forma realmente práctica de empezar el día! Puedes preparar los ingredientes en casa: Leche de Almendras y Mantequilla de Cacahuete Casera .

Batido de manzana verde y avena para perder peso

A la mañana siguiente vi las manzanas en la encimera mientras preparaba una tanda de avena para el desayuno. Rápidamente las corté en dados y las cociné a fuego lento junto con los copos de avena. Una pizca de canela y un toque de nuez moscada, además de un poco de azúcar moreno, completaron el plato.
También añadí una pizca de mantequilla en la parte superior de cada bol de avena antes de servirlo y espolvoreé cada plato con nueces picadas. Desde entonces, también he hecho esta receta varias veces sin añadir nueces y también está deliciosa así.
Lo único que hay que hacer es poner a hervir una olla con agua, avena y cualquier otro añadido que se desee (en esta receta, canela, nuez moscada y manzanas picadas). Después de hervirlo todo durante unos minutos a fuego lento, se añade el edulcorante que se prefiera al gusto.
Esta receta, como muchas otras de avena, utiliza azúcar moreno como edulcorante. La cantidad de azúcar moreno que se utiliza depende de lo dulces que sean las manzanas. Las variedades de manzanas dulces maduras darán como resultado una avena que ya es naturalmente dulce.