Soltera a los 30 cuando el amor no llega

Soltera a los 30 cuando el amor no llega

Salir con un hombre a los 30 años

Acamea Deadwiler, M.S., es escritora independiente y autora de ‘Single That’. Es licenciada en asuntos públicos por la Indiana University Northwest y tiene un máster en comunicación por la Valparaiso University.
Las citas parecían mucho más fáciles cuando éramos más jóvenes. Te gustaba alguien, y si le gustabas a él, ambos decidían salir juntos. Era sencillo. No había mucha selección previa ni pruebas de compatibilidad. Sin embargo, las citas se vuelven un poco más complicadas cuando entramos en la treintena. Esto es lo que necesitas saber sobre las citas a los 30 años, según la consejera licenciada Shanta Jackson, LPC, y el entrenador de relaciones Kingsley Moyo.
Algunos aspectos de las citas a los 30 años hacen que el proceso sea más difícil, como la reducción del número de candidatos. Ya no puedes conocer a posibles parejas en la escuela y probablemente no asistas a fiestas y reuniones sociales con tanta frecuencia. Estos son puntos calientes para los nuevos encuentros. Además, es probable que tus amigos tengan menos amistades solteras con las que poder relacionarte en esta época.Además de un campo de juego más estrecho, salir con alguien a los 30 años significa que probablemente hayas soportado tu cuota de relaciones fallidas. Al igual que la mayoría de los solteros con los que te cruzas. Alguien tiene que tener un bagaje o estar hastiado por las traiciones del pasado. Eso significa que puede perderse parte de la inocencia y la diversión de las citas.

32 años y soltero ¿debo preocuparme?

Cuando llegues a los 30 años, muchos de tus amigos se habrán emparejado. Algunos incluso tendrán hijos. Y aunque la vida en familia tiene sus ventajas, no todo el mundo está preparado para ello al mismo tiempo, o nunca. Tanto si te alegras de seguir soltero a los 30 como si estás deseando conocer a tu pareja, esto es lo verdaderamente sorprendente de ser independiente durante esta época de tu vida. Así es como estar soltero a los 30 puede ser lo mejor de todo.
A los 30 años, “tienes una mejor percepción de quién eres que cuando tenías 20 años”, dice Rori Sassoon, director general del servicio de búsqueda de pareja VIP Platinum Poire. Eso significa que probablemente tienes muy claro lo que quieres en cuanto a tu carrera, y el hecho de estar soltero te asegura que tienes tiempo para trabajar en tus objetivos. “Es un gran momento para construir tu imperio sin los compromisos de tiempo que conlleva una relación”.
Shutterstock “Los hombres y mujeres de 30 años han crecido mucho”, señala James Anderson, experto en citas de Beyond Ages. “Son más maduros y menos tolerantes con el drama que muchas personas de 20 años disfrutan e incluso prosperan. Esto crea un ambiente de citas más relajado y agradable, con menos juegos.”

Citas a los 30 años como mujer

Acamea Deadwiler, M.S., es escritora independiente y autora de ‘Single That’. Es licenciada en asuntos públicos por la Indiana University Northwest y tiene un máster en comunicación por la Valparaiso University.
Las citas parecían mucho más fáciles cuando éramos más jóvenes. Te gustaba alguien, y si le gustabas a él, ambos decidían salir juntos. Era sencillo. No había mucha selección previa ni pruebas de compatibilidad. Sin embargo, las citas se vuelven un poco más complicadas cuando entramos en la treintena. Esto es lo que necesitas saber sobre las citas a los 30 años, según la consejera licenciada Shanta Jackson, LPC, y el entrenador de relaciones Kingsley Moyo.
Algunos aspectos de las citas a los 30 años hacen que el proceso sea más difícil, como la reducción del número de candidatos. Ya no puedes conocer a posibles parejas en la escuela y probablemente no asistas a fiestas y reuniones sociales con tanta frecuencia. Estos son puntos calientes para los nuevos encuentros. Además, es probable que tus amigos tengan menos amistades solteras con las que poder relacionarte en esta época.Además de un campo de juego más estrecho, salir con alguien a los 30 años significa que probablemente hayas soportado tu cuota de relaciones fallidas. Al igual que la mayoría de los solteros con los que te cruzas. Alguien tiene que tener un bagaje o estar hastiado por las traiciones del pasado. Eso significa que puede perderse parte de la inocencia y la diversión de las citas.

¿las relaciones van más rápido a los 30 años?

Las citas en línea a los 30 años no son para los pusilánimes. Repetir las respuestas a las mismas preguntas durante meses, esforzarme por dar forma a una conversación orgánica en el vacío, hacer todo lo posible por no mirar el reloj durante las tediosas primeras citas… . requería un tipo de resistencia que no había previsto. Pero, hiperconsciente del tic-tac de mi reloj biológico, me enfrenté a la monotonía de las conversaciones triviales para ver si podía salir algo de ellas.
Y entonces, después de unos meses: una chispa genuina. Este tipo era interesante. Parecía tener un rico mundo interior. Respondía de forma reflexiva, hacía preguntas convincentes, tenía buenos modales. Y a pesar de toda su seriedad, también tenía un caprichoso sentido del humor (y una bonita sonrisa). Nos gustaba la misma comedia inglesa mordaz, el aire libre y aprender cosas nuevas. En las tres horas que duró nuestra primera cita, la conversación fluyó tan fácilmente que ni una sola vez pensé que quería estar en casa haciendo otra cosa.
Pero aunque él había puesto “cristiano” en su perfil, se hizo evidente que no tenía una relación con Dios. “Dios” existía como una vaga noción de un poder superior, y no estaba seguro de cómo “funcionaba” la cruz. Cuanto más hablábamos, más se revelaban los signos de una vida vacía de Dios. Aunque era ambicioso y estaba claramente encaminado a tener éxito, su impulso provenía de un lugar de inseguridad. Admitió que le aterrorizaba la idea de ser irrelevante y de pasar desapercibido. Para superar esa ansiedad, se negó a ceder el control de su vida -ni siquiera a Dios- y se impulsó sin descanso para estar a la vanguardia.