Circulo cromatico colores primarios secundarios y terciarios

Circulo cromatico colores primarios secundarios y terciarios

Rueda de colores

La teoría del color es a la vez sorprendentemente compleja y relativamente sencilla. Se refiere a las diversas formas de mezclar colores para crear algo visualmente agradable y armonioso. Uno de los elementos más básicos de la teoría del color es la rueda del color, un diagrama circular de los colores. Para entender la rueda del color y los variados esquemas de color que sugiere, primero hay que entender los colores primarios, secundarios y terciarios.
La luz se mezcla de forma diferente a los pigmentos, por lo que es importante que dejes de lado todo lo que hayas aprendido en clase de ciencias sobre los colores de la luz. Las tintas también se mezclan de forma diferente a las pinturas puras, por lo que estas explicaciones pueden no tener tanto sentido para quienes están familiarizados con el proceso de impresión. A continuación se explica cómo se mezclan los colores de la pintura.
En la pintura, los colores primarios son el rojo, el amarillo y el azul. Se consideran los tonos puros, o los únicos colores que no se pueden crear mezclando otros colores. Estas pinturas no contienen ningún otro matiz que pueda alterar su aspecto.

Rueda de color secundaria

La teoría del color abarca una multitud de definiciones, conceptos y aplicaciones de diseño, suficientes para llenar varias enciclopedias. Sin embargo, hay tres categorías básicas de la teoría del color que son lógicas y útiles: la rueda del color, la armonía del color y el contexto de cómo se utilizan los colores.
Las teorías del color crean una estructura lógica para el color. Por ejemplo, si tenemos un surtido de frutas y verduras, podemos organizarlas por colores y colocarlas en un círculo que muestre los colores en relación con los demás.
Un círculo cromático, basado en el rojo, el amarillo y el azul, es tradicional en el campo del arte. Sir Isaac Newton desarrolló el primer diagrama circular de colores en 1666. Desde entonces, científicos y artistas han estudiado y diseñado numerosas variaciones de este concepto. Las diferencias de opinión sobre la validez de un formato sobre otro siguen provocando el debate. En realidad, cualquier círculo cromático o rueda de color que presente una secuencia lógicamente ordenada de tonos puros tiene mérito.
Colores primarios: Rojo, amarillo y azulEn la teoría tradicional del color (utilizada en la pintura y los pigmentos), los colores primarios son los 3 colores de los pigmentos que no se pueden mezclar ni formar mediante ninguna combinación de otros colores. Todos los demás colores se derivan de estos 3 matices.

Retroalimentación

La teoría del color es tanto la ciencia como el arte de usar el color. Explica cómo los seres humanos perciben el color y los efectos visuales de cómo los colores se mezclan, combinan o contrastan entre sí. La teoría del color también incluye los mensajes que comunican los colores y los métodos utilizados para reproducirlos.
El color es percepción. Nuestros ojos ven algo (el cielo, por ejemplo), y los datos enviados por nuestros ojos a nuestro cerebro nos dicen que es de un determinado color (azul). Los objetos reflejan la luz en diferentes combinaciones de longitudes de onda. Nuestro cerebro capta esas combinaciones de longitudes de onda y las traduce en el fenómeno que llamamos color.
Cuando uno se pasea por el pasillo de los refrescos, escudriñando las estanterías repletas de 82 millones de latas y botellas e intentando encontrar su paquete de seis de Coca-Cola, ¿qué busca? ¿El logotipo de la marca o la conocida lata roja?
La mezcla de colores aditivos. Si a usted (como a mí) le cuesta entender cómo el rojo y el verde se mezclan para formar el amarillo, vea este vídeo de YouTube. La mezcla de luz -o el modelo de mezcla aditiva de colores- permite crear colores mezclando fuentes de luz roja, verde y azul de distintas intensidades. Cuanta más luz se añada, más brillante será la mezcla de colores. Si se mezclan los tres colores de la luz, se obtiene una luz blanca y pura.

Colores primarios y secundarios

Algunas fuentes utilizan los términos rueda de color y círculo cromático indistintamente;[2][3] sin embargo, uno u otro término puede ser más frecuente en determinados ámbitos o en ciertas versiones, como se ha mencionado anteriormente. Por ejemplo, algunos reservan el término rueda de color para los dispositivos mecánicos giratorios, como las tapas de color, las ruedas de filtro o el disco de Newton. Otros clasifican las distintas ruedas de color como disco de color, carta de color y variedades de escala de color[4].
La mayoría de las ruedas de color se basan en tres colores primarios, tres secundarios y los seis intermedios que se forman al mezclar un primario con un secundario, conocidos como colores terciarios, para un total de 12 divisiones principales; algunas añaden más intermedios, para 24 colores con nombre. Utilizan el modelo tricromático del color.
La típica rueda de colores de pintura o pigmentos de los artistas incluye los colores primarios azul, rojo y amarillo. Los colores secundarios correspondientes son el verde, el naranja y el violeta o púrpura. Los colores terciarios son el verde-amarillo, el amarillo-naranja, el naranja-rojo, el rojo-violeta/morado, el púrpura-violeta-azul y el azul-verde.