Sesion de fotos papa e hija

Sesion de fotos papa e hija

Esta impresionante sesión de fotos de padre e hija nos da todo el

Hay algunas familias que a veces captan mis ideas locas y se dejan llevar por ellas… esta fue una de ellas. Me sorprendió lo mucho que un simple vestido blanco en la mamá podría elevar una foto, o un envoltorio en la cabeza en el papá… un mono en la hija que proporcionó este aspecto andrógino… los detalles intencionales y perfecta al aire libre…
Si entiendes el amor de un padre por sus niñas y sus coches, entonces entenderás el amor que esta sesión nos dio a todos. ¡Tanto es así que Good Morning America lo presentó! ¡QUÉ! Esta familia militar de Oklahoma es increíble y puedes leer más aquí en el artículo destacado: https://www.goodmorningamerica.com/family/story/stunning-dad-daughter-photo-shoot-us-feels-55861571

Pillando a una hija haciéndose selfies en vídeo

Pero, ¿por qué? ¿Quizás sea un trauma residual del vestuario de paño que se conmemora en las fotos del directorio de la iglesia de su familia? O tal vez sea su pesadilla recurrente sobre el tren que se dirigía hacia él mientras descansaba torpemente en las vías del tren llenas de alquitrán sosteniendo un recorte de espuma con la palabra «SENIOR».
«Como la mayoría de la gente, [los padres] se sienten incómodos y rígidos delante de la cámara, y apuesto a que se nota en todas las fotos de móvil que tienen de ellos mismos», bromea Kevin. «Pero las fotos son muy importantes. Dentro de unos años, sus hijos querrán ver esas fotos de cuando eran jóvenes y corrían con su padre».
Kevin sabe que las personas tímidas ante la cámara pueden sentirse congeladas por pensamientos ansiosos, como «soy tan incómodo» y «¿ya ha terminado?». Un cliente preocupado, según la experiencia de Kevin, es un cliente poco fotogénico, con expresiones que van desde sonrisas enyesadas a ceño fruncido. Estos resultados no hacen más que reafirmar al cliente que es tan poco fotogénico como creía.
«Me gusta pasar el rato con mis clientes antes de una sesión fotográfica y hacerles saber que no tienen que hacer nada en absoluto para mi cámara. Antes de fotografiar a los padres y a los niños, paso un buen rato hablando con ellos con la cámara bajada para que se sientan cómodos conmigo. Les hago saber que sólo tienen que interactuar con sus hijos como lo harían normalmente, y que yo dispararé».

¡la sesión de fotos padre-hija más chula!

Angie Englerth es una fotógrafa con un talento increíble. Como madre, entiende perfectamente el deseo de capturar imágenes adorables de sus hijos. Sin embargo, también le apasiona capturar el vínculo entre los niños y sus padres, ¡incluso los abuelos!
¿Qué expectativas teníais para el día del evento? ¿Cuáles eran sus preocupaciones? Traté de no hacer expectativas y quería confiar en los profesionales que saben qué hacer Las preocupaciones eran asegurarse de que me quedé con el corazón ligero y juguetón para que mi hija brillara y no se sintiera presionado para centrarse en la cámara.
¿Qué significó este evento para usted?  Fue bonito que me reconocieran como padre con mi hija.    Muchas veces siento que el padre es sólo un acompañante en las fotos familiares. Fue bonito que me reconocieran como una parte importante en la vida de mi hija.
Soy Angie, esposa y madre de dos dulces niños. Soy una fotógrafa de retratos en el condado de Lancaster que captura el viaje hacia y a través de la maternidad. Creo que las mujeres se ven más hermosas cuando están embarazadas y quiero que se sientan de la misma manera sobre sí mismas. Mi objetivo para cada sesión de maternidad es que las mamás se den cuenta de lo hermosas que son. También disfruto capturando a los más pequeños cuando aún son pequeños. Todos los detalles de los recién nacidos, desde los diminutos dedos de los pies hasta las protuberancias de leche en la nariz, son mis favoritos.

Papá baila histéricamente mientras su hija hace manualidades para

Hay algo tan especial en el amor que un padre siente por su hija.    Hace unas semanas, tuve una sesión increíble con esta dulce niña y su papá.    Era un día precioso con una luz increíble y mientras paseábamos por los jardines, observé cómo jugaban, hablaban y pasaban tiempo juntos.    Este tiempo con nuestros hijos es tan especial y tan fugaz y, como madre, soy muy consciente de lo rápido que pasa.    La experiencia de poder capturar este vínculo único a través de la fotografía fue un momento muy especial para mí y que no olvidaré.
Nosotros, como padres, muchas veces no queremos ponernos delante de la cámara, pero esto te hará cambiar de opinión.    Imagínate el día de su boda algún día y que ella pueda mirar hacia atrás con su padre en estos momentos especiales cuando ella era lo suficientemente pequeña para acurrucarse en sus brazos.    Animo a todos mis clientes a que aprovechen esta oportunidad y reserven una sesión familiar con nosotros.    Capturen este tiempo con sus bebés y sepan que han creado algo especial que siempre podrán conservar.