Teodoro gonzalez de leon arquitectura

Teodoro gonzalez de leon arquitectura

Dibujos en perspectiva y gráfica digital, teodoro gonzález de

El 28 de mayo cumplió Teodoro González de León 90 años, una trayectoria vital que comenzó en los suburbios de la Ciudad de México en una modesta casa con calles sin pavimentar. El viernes murió con las botas puestas en su estudio situado frente a su casa, una elegante vivienda en el centro de la capital, de paredes blancas y brillantes, con una estrecha piscina, como buen nadador, en la que nadaba cada mañana 45 minutos.
Teodoro González de León, nació en el México posrevolucionario y murió a causa de un paro cardíaco, el día en que cada año se celebra la independencia de México en una de las metrópolis más grandes del mundo, una ciudad que él ayudó a transformar, el lugar donde están la mayoría de sus proyectos y cuya obra ha dejado una huella imborrable.
“Tengo más de 80 años aprendiendo a vivir, a ser. No he aprendido disciplinas, me he convertido en formas de vida; la lectura es una forma de vida, el dibujo, la pintura, la escultura, son una forma de vida; visitar las ciudades, escuchar música y la arquitectura son formas de vida; ninguna religión es mi forma de vida.”

Teodoro gonzález de león

González de León estudió en la Escuela Nacional de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) de 1942 a 1947. Gracias a una beca del gobierno francés, trabajó en Francia durante 18 meses con Le Corbusier, de 1948 a 1949. Durante este tiempo, participó principalmente en el proyecto de la Unité d’Habitation de Le Corbusier en Marsella y en el proyecto de la fábrica St Dié[3].
Todavía como estudiante, concibió el concepto y la idea original del campus “Ciudad Universitaria” de la U.N.A.M., la principal universidad de México, y esa esencia fue desarrollada por sus propios maestros y los grandes arquitectos de la época. El conjunto forma parte del Patrimonio de la Humanidad nombrado por la UNESCO donde varios famosos muralistas -Diego Rivera, Juan O’Gorman- realizaron importantes obras. Entre 1955 y 1965 proyectó una serie de planes urbanísticos y realizó varios planos de construcción.
A partir de 1969, su trabajo estuvo influenciado por Abraham Zabludovsky. Junto con él, diseñó varios edificios públicos entre 1974 y 1982, entre ellos la Delegación Cuauhtémoc, el edificio del COLMEX, la sede del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT), la Universidad Pedagógica Nacional y el Museo Rufino Tamayo. De 1984 a 1987 diseñó varios edificios distintivos en Villahermosa, entre ellos, en colaboración con J. Francisco Serrano Cacho, el centro administrativo. Junto con Serrano Cacho, también diseñó la embajada de México en Berlín-Tiergarten (2000-2001)[4] También diseñó el Palacio de Justicia Federal en la Ciudad de México y el desarrollo de uso mixto Reforma 222 que contiene dos de los 30 edificios más altos de la Ciudad de México,[5] y la Torre Manacar en el sur de la Ciudad de México[6].

Abraham zabludovsky y teodoro gonzález de león

González de León estudió en la Escuela Nacional de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) de 1942 a 1947. Gracias a una beca del gobierno francés, trabajó en Francia durante 18 meses con Le Corbusier, de 1948 a 1949. Durante este tiempo, participó principalmente en el proyecto de la Unité d’Habitation de Le Corbusier en Marsella y en el proyecto de la fábrica St Dié[3].
Todavía como estudiante, concibió el concepto y la idea original del campus “Ciudad Universitaria” de la U.N.A.M., la principal universidad de México, y esa esencia fue desarrollada por sus propios maestros y los grandes arquitectos de la época. El conjunto forma parte del Patrimonio de la Humanidad nombrado por la UNESCO donde varios famosos muralistas -Diego Rivera, Juan O’Gorman- realizaron importantes obras. Entre 1955 y 1965 proyectó una serie de planes urbanísticos y realizó varios planos de construcción.
A partir de 1969, su trabajo estuvo influenciado por Abraham Zabludovsky. Junto con él, diseñó varios edificios públicos entre 1974 y 1982, entre ellos la Delegación Cuauhtémoc, el edificio del COLMEX, la sede del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT), la Universidad Pedagógica Nacional y el Museo Rufino Tamayo. De 1984 a 1987 diseñó varios edificios distintivos en Villahermosa, entre ellos, en colaboración con J. Francisco Serrano Cacho, el centro administrativo. Junto con Serrano Cacho, también diseñó la embajada de México en Berlín-Tiergarten (2000-2001)[4] También diseñó el Palacio de Justicia Federal en la Ciudad de México y el desarrollo de uso mixto Reforma 222 que contiene dos de los 30 edificios más altos de la Ciudad de México,[5] y la Torre Manacar en el sur de la Ciudad de México[6].

Exposición de teodoro gonzález de león “maquetas”

González de León estudió en la Escuela Nacional de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) de 1942 a 1947. Gracias a una beca del gobierno francés, trabajó en Francia durante 18 meses con Le Corbusier, de 1948 a 1949. Durante este tiempo, participó principalmente en el proyecto de la Unité d’Habitation de Le Corbusier en Marsella y en el proyecto de la fábrica St Dié[3].
Todavía como estudiante, concibió el concepto y la idea original del campus “Ciudad Universitaria” de la U.N.A.M., la principal universidad de México, y esa esencia fue desarrollada por sus propios profesores y los grandes arquitectos de la época. El conjunto forma parte del Patrimonio de la Humanidad nombrado por la UNESCO donde varios famosos muralistas -Diego Rivera, Juan O’Gorman- realizaron importantes obras. Entre 1955 y 1965 proyectó una serie de planes urbanísticos y realizó varios planos de construcción.
A partir de 1969, su trabajo estuvo influenciado por Abraham Zabludovsky. Junto con él, diseñó varios edificios públicos entre 1974 y 1982, entre ellos la Delegación Cuauhtémoc, el edificio del COLMEX, la sede del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT), la Universidad Pedagógica Nacional y el Museo Rufino Tamayo. De 1984 a 1987 diseñó varios edificios distintivos en Villahermosa, entre ellos, en colaboración con J. Francisco Serrano Cacho, el centro administrativo. Junto con Serrano Cacho, también diseñó la embajada de México en Berlín-Tiergarten (2000-2001)[4] También diseñó el Palacio de Justicia Federal en la Ciudad de México y el desarrollo de uso mixto Reforma 222 que contiene dos de los 30 edificios más altos de la Ciudad de México,[5] y la Torre Manacar en el sur de la Ciudad de México[6].