Plantilla de la roma

Plantilla de la roma

Legio xiv gemina

Un aquila (latín clásico: [ˈakᶣɪla], «águila») era un símbolo prominente utilizado en la antigua Roma, especialmente como estandarte de una legión romana. Un legionario conocido como aquilifer, el «portador del águila», llevaba este estandarte. Cada legión llevaba un águila.
El águila tenía una importancia casi religiosa para el soldado romano, mucho más allá de ser un mero símbolo de su legión. Perder un estandarte era extremadamente grave, y los militares romanos hacían todo lo posible tanto para proteger un estandarte como para recuperarlo si se perdía; tras la aniquilación de tres legiones en el bosque de Teutoburgo, los romanos pasaron décadas tomando represalias por la derrota, al tiempo que intentaban recuperar las tres águilas perdidas.
Los signa militaria eran las enseñas o estandartes militares romanos[2] Se dice que el estandarte más antiguo empleado por los romanos era un puñado (manipulus) de paja fijado a la punta de una lanza o palo. De ahí que la compañía de soldados perteneciente a la misma se llamara manípulo. Al manojo de heno o helecho pronto le sucedieron las figuras de animales, de las que Plinio el Viejo (H.N. x.16 ) enumera cinco: el águila, el lobo, el buey con cabeza de hombre, el caballo y el jabalí[3][4] Tras la devastadora derrota romana en la batalla de Arausio contra los cimbrios y los teutones, el cónsul Cayo Mario emprendió una amplia reforma militar en el año 104 a.C., en la que los cuatro cuadrúpedos fueron eliminados como estandartes, conservándose únicamente el águila (Aquila). Era de plata, o de bronce, con las alas extendidas, pero probablemente era de un tamaño relativamente pequeño, ya que se dice que un abanderado (signer) de Julio César, en circunstancias de peligro, arrancó el águila de su asta y la ocultó en los pliegues de su cinturón[5].

Legio v alaudae

Emlyn completó su doctorado en la Universidad Macquarie en 2018. Desde entonces ha publicado su primera monografía, Roman and Late Antique wine production in the eastern Mediterranean (Archaeopress, 2020), junto con una serie de artículos que exploran los intereses de investigación en la producción de vino y aceite de la antigüedad, incluyendo las tecnologías asociadas, los conocimientos y los patrones económicos. También es investigador afiliado al Instituto Arqueológico Australiano de Atenas y al Centro de Patrimonio Cultural Antiguo y Medio Ambiente (Macquarie) y actualmente dirige dos proyectos de prospección en las regiones italianas de Sezze, Fondi y Monte Massico y en las islas Cícladas de Grecia. Ha obtenido numerosas becas y ayudas internacionales, entre ellas las de la Academia Australiana de Humanidades y la Escuela Británica de Atenas, el premio Early-Career de la Sociedad Australiana de Estudios Clásicos, y ha trabajado anteriormente en Delos, el Ágora y la Acrópolis atenienses, Pompeya, Falerii Novi y en Turquía.

Wikipedia

Michael es un miembro activo de la AACUPI (Asociación Americana de Programas de Colegios y Universidades en Italia), la NAFSA, la EAIE, el Foro sobre la Educación en el Extranjero, la Fundación Nacional Italoamericana, y es amigo de la Academia Americana de Roma. Michael es co-profesor del curso básico «Conciencia Intercultural» en el Campus Italiano. Habla con fluidez inglés, español e italiano y tiene doble nacionalidad estadounidense e italiana.
Tras su verano en Salamanca, España, voló a Irlanda para estudiar en el University College de Dublín durante el semestre de otoño de 2016. Fue durante este viaje que Essence supo que quería seguir una carrera en la educación superior relacionada con los programas internacionales. Essence estuvo muy involucrada en el University College de Dublín. Fue durante esta experiencia de estudio en el extranjero que Essence se dio cuenta de que era un verdadero privilegio poder conocer a gente de todo el mundo creando vínculos y amistades que durarán toda la vida.

Retroalimentación

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  «Roman legion» – news – newspapers – books – scholar – JSTOR (November 2008) (Learn how and when to remove this template message)
El tamaño de una legión típica varió a lo largo de la historia de la antigua Roma, con complementos de 4.200 legionarios y 300 equites (procedentes de las clases más ricas; en la Roma primitiva todas las tropas se proveían de su propio equipo) en el periodo republicano de Roma (la infantería se dividía en 10 cohortes de cuatro manípulos de 120 legionarios cada una), hasta 5.200 hombres más 120 auxiliares en el periodo imperial (divididos en 10 cohortes, nueve de 480 hombres cada una, más la primera cohorte de 800 hombres).
En los primeros tiempos del Reino Romano, una legión podía significar todo el ejército romano, pero las fuentes sobre este periodo son escasas y poco fiables[1] La organización posterior de las legiones varió mucho a lo largo del tiempo, pero las legiones solían estar compuestas por unos cinco mil soldados. Durante gran parte de la época republicana, una legión se dividía en tres líneas de diez manípulos. A finales de la república y durante gran parte de la época imperial (desde aproximadamente el año 100 a.C.), una legión se dividía en diez cohortes, cada una de ellas de seis (o cinco) centurias. Las legiones también incluían un pequeño ala, o unidad de caballería. En el siglo III d.C., la legión era una unidad mucho más pequeña, de unos 1.000 a 1.500 hombres, y había más de ellas. En el siglo IV d.C., las legiones de la guardia fronteriza de Roma Oriental (limitanei) pueden haberse reducido aún más. En términos de organización y función, la legión de la época republicana puede haber estado influenciada por la antigua falange griega y macedonia[2].