Sol y agua madrid

Sol y agua madrid

Agua potable del sol

En la planta solar Sun-to-LIQUID de Mósteles, cerca de Madrid, los científicos han conseguido producir por primera vez queroseno a partir de las materias primas agua, dióxido de carbono y luz solar concentrada en condiciones reales. La imagen muestra el campo de espejos y la torre solar con el reactor termoquímico solar en el que se produce el gas de síntesis, una mezcla de hidrógeno y monóxido de carbono. En un segundo paso, una planta Fischer-Tropsch conectada convierte el gas de síntesis en queroseno líquido.
La transición de los combustibles fósiles a los renovables es uno de los retos más importantes del futuro. El proyecto SUN-to-LIQUID afronta este reto produciendo combustibles renovables para el transporte a partir de agua y dióxido de carbono con luz solar concentrada: El proyecto, financiado por la UE y Suiza, ha demostrado con éxito la primera síntesis de queroseno solar. «La tecnología solar central SUN-to-LIQUID y la planta química integrada se han validado experimentalmente en condiciones reales de campo relevantes para la aplicación industrial», ha declarado Aldo Steinfeld, de la ETH de Zúrich, que dirige el desarrollo del reactor solar termoquímico. «Esta demostración tecnológica puede tener importantes implicaciones para los sectores del transporte, especialmente para los sectores de la aviación y el transporte marítimo de larga distancia, fuertemente dependientes de los combustibles de hidrocarburos», anunció el coordinador del proyecto, Andreas Sizmann, de Bauhaus Luftfahrt, «ahora estamos un paso más cerca de vivir con una ‘renta energética’ renovable en lugar de quemar nuestro ‘patrimonio energético’ fósil. Es un paso necesario para proteger nuestro medio ambiente».

Agua y sol – variazione

¡Hoy en día, los expertos en el campo del almacenamiento de hidrógeno y la tecnología de microsistemas trabajan en cooperación con instituciones de investigación europeas seleccionadas y juntos están desarrollando el sistema único de los Sfeers!
Otro reto para los defensores del hidrógeno ha sido la cuestión de la seguridad. Con los Sfeers, el nivel de seguridad es mucho más alto que las exigencias de la gasolina y el gasóleo de hoy en día. La solución consiste en disponer de un gran número de pequeños depósitos esféricos de alta presión (hasta 1000 bar) que liberan simultáneamente hidrógeno en función de la presión ambiental. Un depósito de baja presión integrado, adaptado a la carrocería del vehículo, contiene miles de Sfeers que con una especie de inteligencia de enjambre se abren y cierran todos al mismo tiempo, contribuyendo a un flujo de masa de hidrógeno común.
Estamos convencidos de que la solución está en la transformación de la producción, el almacenamiento y el uso de la energía. Un cambio de los combustibles fósiles hacia tecnologías y productos sostenibles y respetuosos con el clima.
La tecnología Sfeer presenta una solución innovadora de almacenamiento de energía y gas basada en la tecnología de alta presión, que resuelve de forma elegante y eficaz muchos problemas relacionados con los cilindros de alta presión convencionales. Esta tecnología es la solución al problema del almacenamiento de hidrógeno y un paso importante hacia una Sociedad del Hidrógeno.

Un avión vierte 900 litros de agua sobre los recién casados para crear

El Real Madrid disputó ayer el último partido de pretemporada, antes de comenzar la Liga. Un encuentro en el que el equipo más ágil que ante el Fuenlabrada (3-1) y el Rangers (1-2), aunque los de Ancelotti mostraron uno de los grandes defectos que les han lastrado en las últimas temporadas.
Ese problema, claro, era la falta de gol. Contra él, el Milan terminó el partido como lo empezó (0-0) a pesar de que los blancos generaron juego y ocasiones para llevárselo. La más clara, un penalti que Maignan le paró a Bale. Lo había provocado el propio delantero galés.
Y por Bale comienzan los ‘brotes verdes’ del Real Madrid. Tanto él como Jovic e Isco dejaron una gran impresión en la primera parte, que fue la única que disputaron. En una temporada sin apenas fichajes, si Ancelotti es capaz de recuperar la mejor versión con tres jugadores así, el equipo lo va a notar y mucho para bien.
Carletto dejó ayer que hasta 22 futbolistas participarán en el duelo de Austria. Quiere hacer las últimas pruebas antes de que empiece lo serio y quiere tener todas sus cartas sobre la mesa. Uno de ellos, por supuesto, será David Alaba, que ayer se estrenó como jugador del Real Madrid en su país.

Crystal fighters – lay low (acústico en madrid)

La primera edición de The Sun Also Rises publicada en 1926 por Scribner’s, con sobrecubierta ilustrada por Cleonike Damianakes. El diseño helenístico de la sobrecubierta «respiraba sexo pero también evocaba la Grecia clásica»[1].
The Sun Also Rises es una novela de 1926 del escritor estadounidense Ernest Hemingway, su primera, que retrata a expatriados estadounidenses y británicos que viajan desde París a las fiestas de San Fermín en Pamplona para ver los encierros y las corridas de toros. Se trata de una novela modernista temprana y perdurable, que recibió críticas mixtas en el momento de su publicación. Sin embargo, el biógrafo de Hemingway, Jeffrey Meyers, escribe que ahora es «reconocida como la mejor obra de Hemingway»,[2] y la estudiosa de Hemingway, Linda Wagner-Martin, la califica como su novela más importante[3] La novela fue publicada en Estados Unidos en octubre de 1926 por Scribner’s. Un año después, Jonathan Cape publicó la novela en Londres con el título de Fiesta. Se sigue imprimiendo.
En la década de 1920, Hemingway vivió en París como corresponsal en el extranjero para el Toronto Star, y viajó a Esmirna para informar sobre la guerra greco-turca. Quería utilizar su experiencia periodística para escribir ficción, pues creía que una historia podía basarse en hechos reales cuando un escritor destilaba sus propias experiencias de tal manera que, según su biógrafo Jeffrey Meyers, «lo que inventaba era más verdadero que lo que recordaba»[5].