Figuras geometricas de 7 lados

Forma de 8 lados

En geometría, un chilagón (/ˈkɪliəɡɒn/) o 1000-gon es un polígono con 1.000 lados. Los filósofos suelen referirse a los chilagones para ilustrar ideas sobre la naturaleza y el funcionamiento del pensamiento, el significado y la representación mental.
Dado que 1.000 = 23 × 53, el número de lados no es ni un producto de distintos primos de Fermat ni una potencia de dos. Por lo tanto, el chilagón regular no es un polígono construible. De hecho, ni siquiera es construible con el uso de neusis o de un trisector de ángulos, ya que el número de lados no es ni un producto de los distintos primos de Pierpont, ni un producto de potencias de dos y tres. Por lo tanto, la construcción de un chilagón requiere otras técnicas, como la cuadratriz de Hipias, la espiral de Arquímedes u otras curvas auxiliares. Por ejemplo, se puede construir primero un ángulo de 9° con compás y regla, que luego se puede quintiplicar (dividir en cinco partes iguales) dos veces utilizando una curva auxiliar para producir el ángulo interno de 0,36° requerido.
Otros filósofos, como Immanuel Kant, también hacen referencia al ejemplo del chilágono[3]. David Hume señala que es «imposible que el ojo determine que los ángulos de un chilágono sean iguales a 1996 ángulos rectos, o que haga alguna conjetura que se aproxime a esta proporción»[4] Gottfried Leibniz comenta un uso del chilágono por parte de John Locke, señalando que se puede tener una idea del polígono sin tener una imagen del mismo, y distinguiendo así las ideas de las imágenes[5].

Ángulos interiores del heptágono

El heptágono se denomina a veces septagón, utilizando «sept-» (una elisión de septua-, prefijo numérico derivado del latín, en lugar de hepta-, prefijo numérico derivado del griego; ambos son afines) junto con el sufijo griego «-agon» que significa ángulo.
Esto se puede ver subdividiendo el heptágono de lados unitarios en siete «rebanadas de pastel» triangulares con vértices en el centro y en los vértices del heptágono, y luego dividiendo cada triángulo por la mitad usando el apotema como lado común. La apotema es la mitad de la cotangente de
en la que las partes imaginarias se compensan entre sí dejando una expresión de valor real. Esta expresión no puede reescribirse algebraicamente sin componentes complejos, ya que la función cúbica indicada es casus irreducibilis.
Como 7 es un primo de Pierpont pero no de Fermat, el heptágono regular no es construible con compás y regla pero sí con regla marcada y compás. Es el polígono regular más pequeño con esta propiedad. Este tipo de construcción se llama construcción de neusis. También es construible con compás, regla y trisector de ángulos. La imposibilidad de construir con regla y compás se deduce de la observación de que

Decágono

Una figura geométrica formada por 7 líneas rectas que se unen entre sí, pero las líneas no deben cruzarse, cada una de las dos líneas se encuentra en un punto y forma un vértice. Así que el polígono de 7 lados tiene 7 lados y 7 vértices El polígono de 7 lados se conoce como heptágono.
Sólo quiero que sepas lo buena que ha sido Brinda como tutora de probabilidad. Es paciente y muy conocedora de todos los conceptos. Espero tener muchas más sesiones con ella. Agradezco su ayuda y el gran trabajo que está haciendo Tutor Pace.

Heptágono

Esta página examina las propiedades de los polígonos bidimensionales o «planos».    Un polígono es cualquier forma formada por líneas rectas que puede dibujarse en una superficie plana, como un papel. Entre estas formas se encuentran los cuadrados, los rectángulos, los triángulos y los pentágonos, pero no los círculos ni ninguna otra forma que incluya una curva.
Entender las formas es importante en matemáticas. En la escuela tendrás que aprender sobre las formas, pero entender las propiedades de las formas también tiene muchas aplicaciones prácticas en situaciones profesionales y de la vida real.
Un triángulo que sólo tiene ángulos internos agudos se llama triángulo agudo (o de ángulo agudo). Uno con un ángulo obtuso y dos ángulos agudos se llama obtuso (obtuso-angulado), y uno con un ángulo recto se conoce como rectángulo.
Los polígonos de cuatro lados suelen denominarse cuadriláteros, cuadrángulos o, a veces, tetrágonos. En geometría se suele utilizar el término cuadrilátero. El término cuadrilátero se utiliza a menudo para describir un espacio exterior rectangular cerrado, por ejemplo «los novatos se reunieron en el cuadrilátero de la universidad». El término tetragón coincide con el de polígono, pentágono, etc. Es posible que se encuentre con él ocasionalmente, pero no se suele utilizar en la práctica.