Regla de tres simple para sacar porcentaje

Regla de tres simple para sacar porcentaje

Hoja de cálculo de la regla de tres

En el análisis estadístico, la regla de tres establece que si un determinado suceso no ocurrió en una muestra con n sujetos, el intervalo de 0 a 3/n es un intervalo de confianza del 95% para la tasa de ocurrencia en la población. Cuando n es superior a 30, se trata de una buena aproximación a los resultados de las pruebas más sensibles. Por ejemplo, un fármaco analgésico se prueba en 1.500 sujetos humanos y no se registra ningún acontecimiento adverso. Por la regla de tres, se puede concluir con un 95% de confianza que menos de 1 persona de cada 500 (o 3/1500) experimentará un acontecimiento adverso. Por simetría, en el caso de sólo éxitos, el intervalo de confianza del 95% es [1-3/n,1].
La regla es útil en la interpretación de los ensayos clínicos en general, especialmente en la fase II y la fase III, donde a menudo hay limitaciones en la duración o la potencia estadística. La regla de tres se aplica mucho más allá de la investigación médica, a cualquier ensayo realizado n veces. Si se prueban 300 paracaídas al azar y todos se abren con éxito, se concluye con un 95% de confianza que menos de 1 de cada 100 paracaídas con las mismas características (3/300) fallará[1].

Cómo calcular porcentajes de cantidades

Además de ser útil para aprender los porcentajes y las fracciones, esta herramienta es útil en muchas situaciones diferentes. Puedes encontrar porcentajes en casi todos los aspectos de tu vida. Cualquiera que haya ido alguna vez al centro comercial seguro que ha visto decenas de carteles con un gran símbolo de porcentaje que dice «¡descuento!». Y éste es sólo uno de los muchos ejemplos de porcentajes. Aparecen con frecuencia, por ejemplo, en las finanzas, donde los utilizamos para conocer el importe del impuesto sobre la renta o del impuesto sobre las ventas, o en la salud para expresar cuál es tu grasa corporal. Sigue leyendo si quieres ver cómo hallar un porcentaje de algo, cuál es la fórmula del porcentaje y las aplicaciones de los porcentajes en otros ámbitos de la vida, como la estadística o la física.
El porcentaje es una de las muchas formas de expresar una relación adimensional de dos números. Es muy popular ya que puede describir situaciones que implican números grandes (por ejemplo, estimar las posibilidades de ganar la lotería), medios (por ejemplo, determinar la nota final de tu curso) así como otros muy pequeños (como la proporción volumétrica de NO₂ en el aire, también expresada frecuentemente por PPM – partes por millón).

Explica las reglas relativas al porcentaje con un ejemplo

Este artículo ha sido redactado por Jake Adams. Jake Adams es un tutor académico y el propietario de Simplifi EDU, un negocio de tutoría en línea con sede en Santa Mónica, California, que ofrece recursos de aprendizaje y tutores en línea para las asignaturas académicas K-College, preparación para el SAT y el ACT, y solicitudes de admisión a la universidad. Con más de 14 años de experiencia en tutoría profesional, Jake se dedica a proporcionar a sus clientes la mejor experiencia de tutoría en línea y el acceso a una red de excelentes tutores de grado y postgrado de las mejores universidades de todo el país. Jake es licenciado en Negocios Internacionales y Marketing por la Universidad de Pepperdine.
Saber calcular porcentajes te ayudará no sólo a obtener una buena puntuación en un examen de matemáticas, sino también en el mundo real. Se utilizan para calcular las propinas en los restaurantes, averiguar el contenido nutricional de la comida o incluso determinar las estadísticas de tu equipo deportivo favorito. Aunque al principio el lenguaje puede parecer confuso, el cálculo de porcentajes puede ser en realidad bastante fácil[1].

Regla de 3 excel

Como ambos lados son iguales, si haces lo mismo a ambos lados obtendrás cantidades iguales. O, intuitivamente, como cada una de estas cantidades es el 1% de lo que queremos, al multiplicarlas por 100 nos dará el 100% (que es lo que queremos). Así que tenemos
(Pero es importante que la regla de tres sólo funciona cuando hay proporcionalidad. Funciona para porcentajes, funciona para agregados lineales, pero no funciona para cosas como el crecimiento exponencial o la decadencia, porque entonces no tienes proporcionalidad entre el crecimiento y el tiempo transcurrido).