Todas las fichas de domino

Todas las fichas de domino

Juego de dominó

Uno de los juegos de dominó más populares. Educativo y fácil de aprender para los niños. El Dominó Recto es el juego que se suele jugar en los antiguos salones de dominó de las pequeñas ciudades de Texas y otros estados del sur.
La baraja: Para empezar se colocan las fichas de dominó boca abajo y se “barajan”. Los jugadores sacan una ficha de dominó. El jugador que saque el doble más alto o, si no hay doble, el dominó más alto, juega primero. Se baraja de nuevo y se empieza a sacar la primera mano.
Sorteo: Cada jugador saca siete fichas de dominó para su mano. Las fichas restantes (el cementerio), si las hay, se dejan boca abajo sobre la mesa para extraerlas más tarde si un jugador no puede jugar de su mano.
Objetivo del juego: Anotar puntos colocando las fichas de dominó extremo a extremo (los extremos que se tocan deben coincidir: es decir, las del uno tocan las del uno, las del dos tocan las del dos, etc.). Si los puntos de los extremos expuestos suman cualquier múltiplo de cinco, el jugador recibe ese número de puntos. Todos los lados del primer doble (la ruleta) pueden ser utilizados una pieza a cada lado y posteriormente una a cada extremo. Todos los demás dobles se juegan en ángulo recto con respecto a la línea y se cuentan los puntos totales de ambos extremos. El dominó se produce cuando un jugador sale jugando todas sus fichas. La suma de los puntos de todos los jugadores contrarios se computa y se añade a la puntuación del jugador que juega al dominó (redondeada al cinco más cercano). En el juego por parejas, no se cuentan los puntos del compañero del que ha “DOMINADO”.

Tren mexicano puremco para llevar

La mayoría de ustedes probablemente habrán oído hablar del dominó antes (al fin y al cabo es el juego de mesa favorito de todos, junto con el tres en raya). El juego de dominó ha existido durante cientos de años, habiendo sido mencionado en documentos de la China del siglo XIII. Se juega con un juego de fichas rectangulares o dominó. Éstas serán lisas o estarán decoradas por una cara, y por la otra tendrán dos conjuntos de puntos o “pepitas”. La longitud de una ficha suele ser el doble de su anchura, y se fabrican con el grosor suficiente para que se puedan colocar de lado para aquellos que disfrutan haciendo un patrón y viendo cómo caen las fichas de dominó sucesivamente.
Un juego, o baraja, suele constar de 28 fichas de dominó. Las pepitas de las fichas representan los 21 pares de números que se pueden lanzar con un par de dados estándar, más siete más, incluyendo un cero o un blanco. Se fabrican juegos más grandes, con más pepitas, para permitir que participen más jugadores, pero aquí nos centraremos en el juego de dominó estándar de 28 fichas.
Los jugadores colocan las fichas en la mesa por turnos, haciendo coincidir una cara del dominó con la cara abierta de uno que ya ha sido jugado. El objetivo del dominó es, por lo general, conseguir el mayor número de puntos, colocando las fichas de la forma más ventajosa, aunque en algunas versiones gana el primer jugador que coloca todas sus fichas. El juego puede ser sorprendentemente estratégico y, aunque la suerte juega un papel importante, es muy difícil vencer a un jugador experto con cierta regularidad.

Pressman tren mexicano dom…

Esta es una lista parcial de los juegos que se juegan con fichas de dominó o equipos similares. Los juegos de dominó más típicos son los juegos de disposición, es decir, juegos en los que los jugadores añaden fichas iguales de su mano a una disposición o cuadro en el centro de la mesa. Pueden ser juegos de bloqueo, en los que el objetivo es vaciar la mano; juegos de puntuación, en los que los jugadores pueden puntuar durante la partida creando determinadas configuraciones; o juegos de truco y triunfo que se inspiran en los juegos de cartas. También hay juegos de cartas parecidos al dominó, por ejemplo, el Seven y el antaño muy popular Papa Juana.
El bloque o “el juego del bloque” para dos jugadores es la variante básica más sencilla del dominó y da nombre a toda la familia de “juegos de bloques”. Requiere un juego de doble seis, del que cada jugador debe sacar siete fichas; el resto no se utiliza. El primer jugador coloca una ficha en la mesa, lo que inicia la línea de juego. Los jugadores la prolongan alternativamente con una ficha igual en uno de sus dos extremos. El jugador que no pueda hacerlo pasa. El juego termina cuando un jugador juega su última ficha en el dominó, ganando así la mano, o cuando el juego se bloquea porque ninguno de los dos jugadores puede jugar. El ganador que ha jugado al dominó, anota el total de puntos restantes de la mano del perdedor. El ganador de una partida bloqueada es el jugador con el menor número de fichas, que anota la diferencia de las fichas[1].

Juegos para jugar al dominó

El dominó es una familia de juegos basados en fichas que se juegan con piezas de juego, comúnmente conocidas como fichas de dominó. Cada ficha de dominó es una pieza rectangular con una línea que divide su cara en dos extremos cuadrados. Cada extremo está marcado con un número de puntos (también llamados pips o dots) o está en blanco. Los dorsos de las fichas de un juego son indistinguibles, ya sea en blanco o con algún diseño común. Las piezas de juego forman un juego de dominó, a veces llamado baraja o paquete. El juego de dominó europeo tradicional consta de 28 fichas, también conocidas como piezas, huesos, rocas, piedras, hombres, cartas o simplemente fichas de dominó, con todas las combinaciones de puntos entre cero y seis. Un juego de dominó es un dispositivo de juego genérico, similar a los naipes o a los dados, en el sentido de que se puede jugar a una gran variedad de juegos con un juego.
La primera mención del dominó es de la China de la dinastía Song y se encuentra en el texto Former Events in Wulin de Zhou Mi (1232-1298)[1] El dominó moderno apareció por primera vez en Italia durante el siglo XVIII, pero difiere del dominó chino en varios aspectos, y no hay ningún vínculo confirmado entre ambos. Es posible que el dominó europeo se haya desarrollado de forma independiente, o que los misioneros italianos en China hayan traído el juego a Europa[2].