Caracteristicas de la luz

Reflexión

RamasAplicada – Experimental – Teórica Matemática – Filosofía de la física Mecánica cuántica (Teoría cuántica de campos – Información cuántica – Computación cuántica) Electromagnetismo – Interacción débil – Interacción electrodébil Interacción fuerte Atómica – Partícula – Nuclear Materia condensada – Estadística Sistemas complejos – Dinámica no lineal – Biofísica Neurofísica Física del plasma Relatividad especial – Relatividad general Astrofísica – Cosmología Teorías de la gravitación Gravedad cuántica – Teoría del todo
La luz o luz visible es una radiación electromagnética que se encuentra dentro de la porción del espectro electromagnético que percibe el ojo humano[1]. La luz visible se suele definir como aquella que tiene longitudes de onda en el rango de 400-700 nanómetros (nm), entre el infrarrojo (con longitudes de onda más largas) y el ultravioleta (con longitudes de onda más cortas)[2][3] Esta longitud de onda supone un rango de frecuencia de aproximadamente 430-750 terahercios (THz).
Las principales propiedades de la luz visible son la intensidad, la dirección de propagación, el espectro de frecuencia o longitud de onda y la polarización. Su velocidad en el vacío, 299 792 458 metros por segundo (m/s), es una de las constantes fundamentales de la naturaleza, ya que, al igual que todos los tipos de radiación electromagnética (RME), se ha comprobado en condiciones experimentales que la luz siempre se mueve a esta velocidad en el vacío[4].

Radio

Nathan, consejero de 17 años en un campamento deportivo de verano, se raspó la rodilla jugando al baloncesto hace dos semanas. En ese momento, pensó que era sólo una abrasión menor que se curaría, como muchas otras antes. En lugar de ello, la herida empezó a parecerse a una picadura de insecto y ha continuado volviéndose cada vez más dolorosa e hinchada.
La enfermera del campamento examina la lesión y observa una gran cantidad de pus que rezuma de la superficie. Preocupada por la posibilidad de que Nathan haya desarrollado una infección potencialmente agresiva, toma una muestra de la herida en el lugar de la infección. A continuación, limpia el pus y venda la herida, indicando a Nathan que mantenga la zona limpia y que vuelva al día siguiente. Cuando Nathan se va, la enfermera envía la muestra al laboratorio médico más cercano para que la analicen con un microscopio.

Lámpara halógena

La lista del artículo de Peachpit es la misma que se me ocurrió cuando desarrollé por mi cuenta un programa de estudios para un curso de fotografía para principiantes. Más tarde cambié la dureza por la difusión, y luego degradé el contraste, como se explica a continuación.
No considero que la dureza (la velocidad de transición de la luz a la oscuridad) o el contraste (la diferencia entre los puntos más oscuros y los más claros) sean características de la luz. Son los efectos percibidos de la luz que varía en dirección e intensidad, por lo que los considero funciones de esas características.
El tamaño e incluso el «tamaño relativo» utilizado para describir el tamaño de una fuente son inútiles por sí mismos. Es más útil pensar en el ángulo máximo con el que la luz llega al sujeto. Cuanto mayor sea el ángulo, más «grande» será la fuente.
Pero la distancia es interesante. Es una especie de pseudocaracterística de la luz, ¿no? Como «la distancia desde la fuente recorrida por la luz que incide en el sujeto», porque ese segmento del haz de luz tiene una propiedad única: la velocidad de caída, definida por la ley del cuadrado inverso.

7 propiedades de la luz

La lista del artículo de Peachpit es la misma que se me ocurrió cuando desarrollé por mi cuenta un programa de estudios para un curso de fotografía para principiantes. Más tarde cambié la dureza por la difusión, y luego degradé el contraste, como se explica a continuación.
No considero que la dureza (la velocidad de transición de la luz a la oscuridad) o el contraste (la diferencia entre los puntos más oscuros y los más claros) sean características de la luz. Son los efectos percibidos de la luz que varía en dirección e intensidad, por lo que los considero funciones de esas características.
El tamaño e incluso el «tamaño relativo» utilizado para describir el tamaño de una fuente son inútiles por sí mismos. Es más útil pensar en el ángulo máximo con el que la luz llega al sujeto. Cuanto mayor sea el ángulo, más «grande» será la fuente.
Pero la distancia es interesante. Es una especie de pseudocaracterística de la luz, ¿no? Como «la distancia desde la fuente recorrida por la luz que incide en el sujeto», porque ese segmento del haz de luz tiene una propiedad única: la velocidad de caída, definida por la ley del cuadrado inverso.