Musica sin copyright de fondo

Musica sin copyright de fondo

Ver más

Los cantantes Jack Norworth y Albert Von Tilzer grabaron la versión original de Take Me Out to the Ball Game en 1908. “Take Me Out to the Ball Game” fue escrita por los editores de música y compositores de la ciudad de Nueva York conocidos como Tin Pan Alley. Como han pasado más de 95 años, la canción original es ahora de dominio público en Estados Unidos. Esta canción es un clásico de culto, que a menudo se considera la canción no oficial del béisbol estadounidense. Es una de las favoritas en los vídeos que hablan de béisbol o de deportes en general.
Los productores de vídeos deben tener cuidado de ceñirse a la canción original. Muchos artistas famosos, como Frank Sinatra, han hecho versiones de la canción desde su producción original. Y la mayoría de estas nuevas adaptaciones aún no son de dominio público.
El juez de distrito de Estados Unidos George King determinó que Warner/Chappell no era propietaria de la famosa canción en junio de 2016. También señaló que la profesora de Kentucky Patty Smith Hill y su hermana mayor Mildred podrían no haber escrito la letra.
Everybody Loves My Baby es una conocida canción de jazz escrita por Jack Palmer y compuesta por Spencer Williams en 1924. Este éxito de jazz sigue siendo popular hasta el día de hoy por su fantástico y edificante ritmo. La canción no pasó a ser de dominio público hasta 2019, por lo que es una adición reciente a esta lista.

Comentarios

El video marketing debería ser una parte esencial de su estrategia de marketing en el futuro, si no lo es ya. Cada minuto se suben 72 horas de vídeo a YouTube. Y según Cisco, en 2021 el 82% de todo el tráfico de Internet será vídeo.
Afortunadamente, la música de fondo es un área en la que puede ahorrar su valioso presupuesto. En este caso, reducir los costes no significa recortar la calidad. Hay muchos recursos de música gratuita o barata entre los que elegir.
Por otro lado, las obras de dominio público y Creative Commons son gratuitas. La diferencia entre ambas es que el dominio público no requiere el permiso de quien creó la obra, mientras que Creative Commons suele implicar el permiso o la atribución.
Para sacar el máximo partido a la biblioteca, utiliza sus funciones de búsqueda. Por ejemplo, puedes buscar según el estado de ánimo, como “tranquilo”, “dramático” o “funky”. O puedes buscar según la duración de la pista, lo que es una buena idea para asegurarte de que se ajusta a la duración de tu contenido.
Otra área que es interesante revisar en YouTube es su sección de Políticas Musicales. Aquí encontrarás una lista de canciones populares y detalles sobre si se permite su uso en los vídeos de YouTube o no, así como la forma de utilizarlas.

10:33(gratis) mejor música de fondo chill sin derechos de autor!jayroyoutube – 18 jul 2019

A menudo, la música libre de derechos se llama erróneamente música de stock. Esta idea tiene un grado de incomodidad ya que la palabra “stock” a veces connota algo que ha sido utilizado por mucha gente, tiene baja calidad, o simplemente no tiene sentido para nadie. Esto no es correcto cuando se habla de música. La música libre de derechos es una composición realizada para diversos tipos de proyectos multimedia, como vídeos, programas de televisión, películas o podcasts. Actúa como sonido de fondo o incluso como partitura. Sin embargo, no se crea para un solo proyecto específico

Sonido libre

Sabemos que la canción correcta puede hacer o deshacer su proyecto. Por eso, todas las canciones de nuestra biblioteca musical de YouTube han sido examinadas por productores galardonados. Escúchalo tú mismo. Hemos elaborado una lista de reproducción con nuestra mejor música libre de derechos de YouTube.
Lo tenemos. Desde la música clásica hasta el hip hop y el indie, nuestra biblioteca de audio contiene miles de pistas excepcionales. Utiliza uno de nuestros 13 filtros o consulta otras listas de reproducción seleccionadas para encontrar lo que necesitas en cuestión de minutos.
Estamos en 2020, y la vida de un creador de contenidos no se limita a hacer vídeos divertidos. Crear un buen contenido en YouTube -y crear un grupo sólido de suscriptores- significa que tendrás que pensar en ideas, hacer vídeos, editar ese material y luego interactuar con los espectadores.
Algunos vloggers buscan opciones de iluminación para sus estudios caseros. Los cineastas buscan LUTs para ahorrar tiempo y esfuerzo en la corrección de color. Y cualquiera puede utilizar música libre de derechos para ahorrar cientos de dólares en música para los vídeos de YouTube. (Y sí, esa cantidad de dólares es por vídeo).
La música y el vídeo van de la mano. Culturalmente, estamos en un punto en el que si algo no tiene un elemento de vídeo, probablemente no vamos a prestarle atención. Y la mayoría de las veces mantenemos silenciados los vídeos de las redes sociales mientras escuchamos música o vemos la televisión.