Pierre y marie curie aportaciones

Pierre y marie curie aportaciones

Pierre curie

Esta reseña pretende conmemorar la vida y los logros de Pierre y Marie Curie en Física y Medicina. Aunque se les conoce principalmente por sus descubrimientos de los elementos radio y polonio, que tuvieron lugar dos años después del descubrimiento de la radiactividad por Henry Becquerel, el descubrimiento de Pierre del fenómeno piezoeléctrico, sus investigaciones sobre la simetría de los cristales, el magnetismo y las sustancias paramagnéticas, son igualmente importantes. Con el descubrimiento de los dos elementos radiactivos, Pierre y Marie Curie establecieron el nuevo campo de la Física Nuclear. No es exagerado decir que su descubrimiento contribuyó en gran medida a nuestra forma de vida moderna. Marie recibió el Premio Nobel en dos ocasiones y más tarde se convirtió en la primera mujer en ser miembro de la Academia Francesa de Ciencias. Hoy, tanto Pierre como Marie Curie descansan en el Panteón, en París.

Pierre y marie curie aportaciones 2020

Marie Sklodowska Curie (1867-1934) fue la primera persona en recibir dos premios Nobel: el primero en 1903 en física, compartido con Pierre Curie (su marido) y Henri Becquerel por el descubrimiento del fenómeno de la radiactividad, y el segundo en 1911 en química por el descubrimiento de los elementos radiactivos polonio y radio.
Hija de maestros de escuela polacos empobrecidos, Marie Sklodowska trabajó como institutriz en Polonia para mantener a su hermana mayor en París, con la que acabó uniéndose. Ya fascinada por la química, cursó estudios científicos superiores en la Sorbona, donde conoció y se casó con Pierre Curie, un físico que había alcanzado la fama por sus trabajos sobre el efecto piezoeléctrico. Para su tesis eligió trabajar en un campo que acababa de abrirse con el descubrimiento de los rayos X por parte de Wilhelm Roentgen y la observación por parte de Becquerel del misterioso poder de las muestras de sales de uranio para exponer la película fotográfica. Curie no tardó en convencer a su marido para que se uniera a la tarea de aislar la sustancia “radiactiva”, palabra acuñada por ella.

Ver más

Marie Curie murió en 1934, a la edad de 66 años, en el sanatorio de Sancellemoz, en Passy (Alta Saboya), Francia, de anemia aplásica por exposición a la radiación en el curso de sus investigaciones científicas y en el curso de su trabajo radiológico en los hospitales de campaña durante la Primera Guerra Mundial. [Además de sus premios Nobel, ha recibido numerosos honores y homenajes; en 1995 fue la primera mujer en ser enterrada por sus propios méritos en el Panteón de París,[12] y Polonia declaró 2011 como el Año de Marie Curie durante el Año Internacional de la Química. Es objeto de numerosas obras biográficas, en las que también se la conoce como Madame Curie.
El 26 de julio de 1895 se casaron en Sceaux;[28] ninguno de los dos quiso un servicio religioso.[13][26] El traje azul oscuro de Curie, que llevaba en lugar de un vestido de novia, le serviría durante muchos años como traje de laboratorio.[26] Compartían dos pasatiempos: los largos viajes en bicicleta y los viajes al extranjero, lo que les unió aún más. En Pierre, Marie había encontrado un nuevo amor, un compañero y un colaborador científico del que podía depender[16].

La contribución de marie curie a la ciencia y la tecnología

Con demasiada frecuencia, las figuras más destacadas de la ciencia permanecen como figuras de palo en los libros de historia, conocidas por sus descubrimientos y logros, pero no como las personas complicadas y demasiado humanas que hay detrás de esos logros. La versión de Marie Curie, una de las científicas más famosas de todos los tiempos, describe a una investigadora pionera de la radiactividad que descubrió dos nuevos elementos y cuyos revolucionarios descubrimientos sobre el átomo tuvieron amplias aplicaciones a lo largo del siglo XX, desde la medicina hasta la bomba atómica. Curie fue la primera mujer en ganar un Premio Nobel, la primera y única mujer en ganar dos Premios Nobel, y la única persona en ganarlos en dos campos científicos diferentes, la física (1903) y la química (1911). Fueron logros fenomenales, independientemente del género.
Pero aunque la nueva película Radioactive celebra con razón la brillantez de Madame Curie, también revela su valentía como mujer científica que luchaba contra la comunidad científica dominada por los hombres. Tuvo que luchar por el más rudimentario espacio de laboratorio y enfrentarse a quienes se interponían en su camino. Afortunadamente, encontró un compañero científico y más tarde marido, Pierre Curie, que compartía sus pasiones y luchó junto a ella por la justicia científica.