Ejemplos de planeacion por proyectos primaria

Ejemplos de planeacion por proyectos primaria

Planificación de proyectos pdf

Sin un plan de gestión de proyectos, se arriesgan muchas cosas. A veces, un proyecto pasa por toda la fase de planificación de la gestión de proyectos pero se resiente debido a una mala ejecución. Un plan concreto sirve de base para cualquier proyecto, independientemente de su escala.
Un plan de gestión de proyectos destaca cómo se realizará, supervisará y controlará el proyecto, empezando por la fase de iniciación y llegando hasta el producto final. Tenga en cuenta que su plan de proyecto pretende definir el método que utilizará su equipo para ejecutar los resultados estructurados a tiempo.
Para ello, lo ideal es que el plan de gestión del proyecto también incluya un proceso para medir el análisis del rendimiento de referencia. Hacerlo ayuda no sólo a identificar las áreas débiles durante la vida de un proyecto, sino que también garantiza el éxito a largo plazo en relación con futuros proyectos.
La diferencia entre un plan de gestión de proyectos y un plan de proyectos no es tan clara como cabría esperar. La diferencia entre ambos puede depender completamente de la organización con la que se trabaje.

Actividades de planificación de proyectos

La gestión de proyectos es el proceso de dirigir el trabajo de un equipo para alcanzar todos los objetivos del proyecto dentro de las limitaciones establecidas[1]. Esta información suele describirse en la documentación del proyecto, creada al principio del proceso de desarrollo. Las principales limitaciones son el alcance, el tiempo y el presupuesto[2]. El reto secundario es optimizar la asignación de los insumos necesarios y aplicarlos para cumplir los objetivos predefinidos.
El objetivo de la gestión de proyectos es producir un proyecto completo que cumpla los objetivos del cliente. En muchos casos, el objetivo de la gestión de proyectos es también dar forma o reformar el encargo del cliente para abordar de forma viable sus objetivos. Una vez establecidos claramente los objetivos del cliente, éstos deben influir en todas las decisiones que tomen las demás personas que participan en el proyecto, por ejemplo, los directores de proyecto, los diseñadores, los contratistas y los subcontratistas. Unos objetivos de gestión del proyecto mal definidos o demasiado estrictos son perjudiciales para la toma de decisiones.
Un proyecto es un esfuerzo temporal diseñado para producir un producto, servicio o resultado único, con un principio y un final definidos (normalmente con un tiempo limitado y, a menudo, restringido por la financiación o la dotación de personal) que se lleva a cabo para alcanzar metas y objetivos únicos, normalmente para producir un cambio beneficioso o un valor añadido[3][4] La naturaleza temporal de los proyectos contrasta con la actividad habitual (u operaciones),[5] que son actividades funcionales repetitivas, permanentes o semipermanentes para producir productos o servicios. En la práctica, la gestión de estos distintos enfoques de producción requiere el desarrollo de distintas competencias técnicas y estrategias de gestión[6].

Documento de inicio del proyecto…

La planificación del proyecto es el núcleo del ciclo de vida del mismo, y comunica a todos los implicados a dónde se va y cómo se va a llegar. En la fase de planificación se documentan los planes del proyecto, se definen los resultados y requisitos del mismo y se crea el calendario del proyecto. Implica la creación de un conjunto de planes que ayuden a guiar al equipo en las fases de ejecución y cierre del proyecto. Los planes creados durante esta fase le ayudarán a gestionar el tiempo, el coste, la calidad, los cambios, el riesgo y los problemas relacionados. También le ayudarán a controlar al personal y a los proveedores externos para asegurarse de que entrega el proyecto a tiempo, dentro del presupuesto y del calendario.
La fase de planificación del proyecto suele ser la más complicada para un gestor de proyectos, ya que tiene que hacer una estimación del personal, los recursos y el equipo necesarios para completar el proyecto. También hay que planificar las actividades de comunicación y adquisición, así como la contratación de terceros proveedores.
La fase de planificación perfecciona los objetivos del proyecto, reunidos durante la fase de iniciación. Incluye la planificación de los pasos necesarios para alcanzar esos objetivos, identificando además las actividades y recursos específicos necesarios para completar el proyecto. Ahora que se han reconocido estos objetivos, hay que articularlos claramente, detallando un escrutinio en profundidad de cada objetivo reconocido. Con ese escrutinio, nuestra comprensión del objetivo puede cambiar. A menudo, el propio acto de intentar describir algo con precisión nos permite comprender mejor lo que estamos viendo. Esta articulación sirve de base para el desarrollo de los requisitos. Esto significa que, una vez articulado claramente un objetivo, podemos describirlo en términos concretos (medibles) e identificar lo que tenemos que hacer para conseguirlo. Obviamente, si hacemos un mal trabajo de articulación del objetivo, nuestros requisitos estarán mal orientados y el proyecto resultante no representará la verdadera necesidad.

Ver más

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  «Plan de proyecto» – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (marzo de 2017) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)
«…un documento formal y aprobado que se utiliza para guiar tanto la ejecución como el control del proyecto. Los usos principales del plan del proyecto son documentar las suposiciones y decisiones de planificación, facilitar la comunicación entre los interesados en el proyecto y documentar las líneas de base de alcance, costo y cronograma aprobadas. Un plan de proyecto puede ser resumido o detallado»[1][se necesita una cita completa].
La última edición del PMBOK (v6) utiliza el término carta del proyecto para referirse al contrato que el patrocinador y el director del proyecto utilizan para acordar la visión inicial del proyecto (alcance, línea de base, recursos, objetivos, etc.) a alto nivel. En la metodología del PMI descrita en el PMBOK v5, la carta del proyecto y el plan de gestión del proyecto son los dos documentos más importantes para describir un proyecto durante las fases de iniciación y planificación.