Formas tipicas de comunicacion que se emplean en las organizaciones

Ejemplos de comunicación organizativa

La comunicación organizativa es el proceso mediante el cual los grupos de personas transmiten los objetivos de la empresa y la forma de alcanzarlos. La comunicación organizativa es una parte integral de las prácticas de gestión efectivas en el lugar de trabajo: un diálogo productivo y reflexivo puede hacer o deshacer una organización y las relaciones dentro de ella.
Ambos grupos de comunicaciones abordan interacciones más específicas entre empleados, directivos y altos cargos. Incluso una comprensión básica de los mismos es fundamental para cualquiera que quiera aumentar el flujo de comunicación en la organización.
Si las organizaciones representan edificios, los departamentos son los bloques de construcción y la comunicación es la sustancia que los une. El marketing, los recursos humanos, las finanzas, la contabilidad, las operaciones y la dirección tienen que colaborar entre sí para alcanzar los objetivos de los departamentos y de la empresa. Una comunicación eficaz contribuye positivamente a la colaboración organizativa que debe producirse.
Una colaboración valiosa es sinónimo de una comunicación eficaz. Sin embargo, la estructura del lugar de trabajo actual, la predilección por los silos y las diferencias generacionales han contribuido a crear un panorama que no siempre favorece las prácticas de comunicación satisfactorias. He aquí algunas estadísticas que revelan el estado de la cultura de colaboración en el lugar de trabajo actual:

Formas de mejorar la comunicación en una organización

La información puede fluir en cuatro direcciones en una organización: hacia abajo, hacia arriba, horizontalmente y en diagonal. El tamaño, la naturaleza y la estructura de la organización dictan en qué dirección fluye la mayor parte de la información. En las organizaciones más consolidadas y tradicionales, gran parte de la comunicación fluye en dirección vertical -hacia abajo y hacia arriba-. En las empresas informales, como las nuevas empresas tecnológicas, la información tiende a fluir horizontal y diagonalmente. Esto, por supuesto, es una función de la jerarquía organizativa casi plana y la necesidad de colaboración. Las comunicaciones extraoficiales, como las que se llevan a cabo en la red de contactos de la empresa, aparecen en ambos tipos de organizaciones.
La comunicación descendente se produce cuando los líderes y directivos de la empresa comparten información con los empleados de nivel inferior. A menos que se solicite como parte del mensaje, los remitentes no suelen esperar (o querer especialmente) obtener una respuesta. Un ejemplo puede ser el anuncio de un nuevo director general o la notificación de una fusión con un antiguo competidor. Otras formas de comunicación descendente de alto nivel son los discursos, los blogs, los podcasts y los vídeos. Los tipos más comunes de comunicación descendente son las directivas cotidianas de los directores de departamento o de línea a los empleados. Incluso pueden ser en forma de manuales de instrucciones o manuales de empresa.

Organizati… comunicar…

Todos los directivos y empleados deben ser conscientes de cómo se comportan las personas para ofrecer el mejor entorno de trabajo. El comportamiento organizativo trata de cómo se puede motivar a las personas para que trabajen juntas de forma más eficaz. La interacción necesaria para dirigir un grupo hacia un conjunto de objetivos comunes se denomina comunicación organizativa.
En cada una de estas interacciones, a veces nos sentimos satisfechos pero a veces frustrados por la incompetencia, la insensibilidad, la falta de coordinación y la burocracia, todo ello resultado de una comunicación organizativa ineficaz. Un conocimiento más profundo de la comunicación nos permite comprender mejor los factores que contribuyen al éxito de una organización.
Es difícil encontrar un anuncio de empleo que no mencione criterios de elegibilidad como «capacidad de comunicación» o «habilidades de comunicación». Conceptos como «comunicación organizativa», «comunicación corporativa» o «comunicación empresarial» se convirtieron hace tiempo en términos clave para la gestión, el espíritu empresarial y los recursos humanos.

Comunicación organizativa eficaz

En la preparación de mi curso de otoño Comunicaciones para profesionales, he estado pensando cada vez más en los diferentes tipos de comunicación. En años anteriores, he esbozado cuatro tipos de comunicación, pero creo que en realidad hay cinco tipos de comunicación: verbal, no verbal, escrita, auditiva y visual.
Lo que hacemos mientras hablamos suele decir más que las propias palabras. La comunicación no verbal incluye las expresiones faciales, la postura, el contacto visual, los movimientos de las manos y el tacto. Por ejemplo, si estás manteniendo una conversación con tu jefe sobre tu idea de ahorro, es importante que prestes atención tanto a sus palabras como a su comunicación no verbal. Puede que tu jefe esté de acuerdo con tu idea verbalmente, pero sus señales no verbales: evitar el contacto visual, suspirar, tener la cara fruncida, etc. indican algo diferente.
El acto de escuchar no suele figurar en la lista de tipos de comunicación. Sin embargo, la escucha activa es quizá uno de los tipos de comunicación más importantes, porque si no podemos escuchar a la persona que tenemos enfrente, no podemos relacionarnos con ella de forma eficaz. Piensa en una negociación: parte del proceso consiste en evaluar lo que quiere y necesita la oposición. Si no se escucha, es imposible evaluarlo, lo que dificulta la consecución de un resultado ganador.