Comer en fuente de

Comer en fuente de

Semillas de chía

La proteína es un nutriente esencial, responsable de múltiples funciones en su cuerpo, incluyendo la construcción de tejidos, células y músculos, así como la fabricación de hormonas y anticuerpos. Todo el mundo necesita proteínas en su dieta, pero si practica deportes de resistencia o entrena con pesas puede beneficiarse de aumentar su ingesta de proteínas, así como de incluirlas en su rutina de entrenamiento en momentos específicos para aprovechar sus beneficios para la construcción de músculo.
Para la mayoría de las personas se recomienda una dosis diaria de entre 0,8 y 1 g de proteínas por cada 1 kg de peso corporal. Para los levantadores de pesas y los atletas de fuerza se recomiendan entre 1,4 y 2 g de proteínas por kg de peso corporal al día, y entre 1,2 y 1,6 g de proteínas por kg de peso corporal al día para los atletas de resistencia.  Después del ejercicio, las proteínas son especialmente importantes, ya que los músculos las necesitan para recuperarse y crecer. Se recomienda una porción de proteína (15-25g) dentro de los 30 minutos posteriores al ejercicio, cuando los músculos son particularmente receptivos a la síntesis de proteínas.
Para la mayoría de nosotros, nuestras necesidades diarias de proteínas se alcanzan fácilmente con una dieta sana y equilibrada. El Ministerio de Sanidad aconseja a los adultos que eviten consumir más del doble de la ingesta diaria recomendada de proteínas (55 g para el hombre medio y 50 g para la mujer media). Esto se debe a que, a largo plazo, el consumo de demasiadas proteínas podría provocar problemas de salud como un mayor riesgo de osteoporosis y un empeoramiento de un problema renal existente.  Sin embargo, las investigaciones en este campo son contradictorias y es probable que otros factores puedan influir en los resultados, como el hecho de que las proteínas sean de origen animal o vegetal y el equilibrio de la dieta en cuanto a vitaminas y minerales.

Lentejas

La fuente de almuerzo más frecuente fue el hogar (2,9 días por semana escolar), luego la cafetería de la escuela (1,1) y los lugares o restaurantes de comida rápida (FFR) (0,9). Almorzar en casa se asoció con tener menos dinero para gastar, ser de raza blanca y ser mujer; mientras que el almuerzo en la cafetería se asoció con más dinero para gastar, menor grado escolar y ser mujer. El almuerzo en el FFR se asoció a los varones, a un mayor gasto económico y a una mayor actividad física. La mayor frecuencia de un almuerzo en casa se asoció con un mayor consumo de F&V. La mayor frecuencia de un almuerzo FFR se asoció con un consumo más frecuente de F&V. Los almuerzos en la cafetería se asociaron con un aumento del consumo de bebidas alcohólicas y de alimentos y bebidas alcohólicas.
Comer un almuerzo obtenido fuera de casa es un comportamiento habitual entre los estudiantes. Las fuentes de los almuerzos de la semana escolar pueden tener una influencia importante en la ingesta dietética entre los jóvenes. Estos resultados refuerzan la necesidad de estrategias para promover fuentes de almuerzo más saludables y opciones de alimentos más saludables.

Tabla de fuentes de alimentos

Las proteínas son un macronutriente esencial, pero no todas las fuentes alimentarias de proteínas son iguales, y puede que no necesites tantas como crees. Conozca los aspectos básicos de las proteínas y configure su dieta con alimentos proteicos saludables.
Las proteínas se encuentran en todo el cuerpo: en los músculos, los huesos, la piel, el pelo y prácticamente en cualquier otra parte o tejido del cuerpo. Constituyen las enzimas que impulsan muchas reacciones químicas y la hemoglobina que transporta el oxígeno en la sangre. Al menos 10.000 proteínas diferentes hacen de ti lo que eres y te mantienen así.
Las proteínas están formadas por más de veinte componentes básicos llamados aminoácidos. Como no almacenamos aminoácidos, nuestro cuerpo los fabrica de dos maneras diferentes: partiendo de cero o modificando otros. Nueve aminoácidos -histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano y valina-, conocidos como aminoácidos esenciales, deben proceder de los alimentos.
Es importante señalar que millones de personas en todo el mundo, especialmente los niños pequeños, no reciben suficientes proteínas debido a la inseguridad alimentaria. Los efectos de la carencia de proteínas y la malnutrición varían en gravedad, desde la falta de crecimiento y la pérdida de masa muscular hasta la disminución de la inmunidad, el debilitamiento del corazón y el sistema respiratorio, y la muerte.

Fuentes de alimentación de los animales

¿A qué acude cuando tiene síntomas como dolor de cabeza, fatiga, falta de sueño y problemas de concentración? Tal vez recurra a la cafeína o se eche una siesta. Si eres una persona preocupada por su salud, quizá pienses en la cantidad de agua que has bebido últimamente o si has olvidado tomar tu multivitamínico diario.  Es normal recurrir a los suplementos en un intento de suministrar a su cuerpo los nutrientes que cree que pueden faltar en su dieta (y ser responsables de sus síntomas).  Sin embargo, recurrir a los suplementos sin tener en cuenta primero la calidad de su dieta puede no llevarle a ninguna parte. Los suplementos pueden ayudar a suplir las carencias de la dieta, pero siempre es mejor obtener la mayoría de las vitaminas y los minerales a través de una dieta nutritiva.    Intenta adoptar un enfoque basado en los alimentos con esta guía de las principales fuentes alimentarias de cada vitamina y mineral. Verás que muchas coinciden y, quién lo iba a decir, las verduras aparecen como fuente principal de casi todos los nutrientes.    Más información: Multivitaminas personalizadas: ¿Merecen la pena o no son mejores que las compradas en la tienda? Vitaminas