Contractura muscular espalda duracion

Tiempo de recuperación de los espasmos de espalda

¿Le preocupan a menudo las desagradables tensiones, la tensión e incluso el dolor en los músculos? ¿Tiene problemas para realizar determinados movimientos? ¿Siente tensión y tiene la sensación de que sus músculos podrían desgarrarse en cualquier momento? ¿Estos problemas le limitan? ¿No eres capaz de realizar ejercicios en toda su extensión? ¿Sus músculos no le dejan pasar? Lo más probable es que sufras una contractura muscular.
La función básica de los músculos es acortarse y, en consecuencia, volver a relajarse hasta alcanzar la longitud original. Durante el acortamiento, el músculo sigue haciendo su función. La actividad prolongada provoca cansancio, durante el cual el músculo se contrae y apenas se alivia, hasta que queda acortado y rígido de forma permanente. Los músculos acortados tienen un efecto negativo en todo el cuerpo.
Bajo el término contracción muscular entendemos una condición, que por diversas causas lleva a la contracción. El músculo es más corto de lo normal y durante el estiramiento pasivo no permite estirar en todo el rango de movimiento de la articulación. La contractura también restringe el suministro de nutrición, lo que puede conducir a la formación de puntos gatillo.

Contractura muscular en la espalda

El espasmo muscular es la respuesta del cuerpo para intentar evitar el movimiento y es, por tanto, un importante mecanismo de protección. El espasmo muscular suele producirse después de una flexión, una torsión o un levantamiento de peso. El espasmo muscular también puede producirse alrededor de una zona lesionada, incluidas las fracturas o las lesiones nerviosas, para proteger la zona y minimizar el movimiento posterior.
Se experimenta dolor y calambres o rigidez en el músculo afectado. Suele producirse en la zona superior de la espalda y puede extenderse al cuello y los hombros. El enrojecimiento y la hinchazón pueden ser visibles y puede que le resulte difícil mover la zona sin un dolor y una molestia importantes. Es posible que le resulte difícil ponerse cómodo, especialmente al acostarse y por la noche, lo que puede interrumpir su sueño. Otros síntomas adicionales son:
Se le mostrarán ejercicios eficaces de amplitud de movimiento y de fortalecimiento, y puede utilizarse la hidroterapia con su programa de ejercicios. Se pueden utilizar técnicas de electroterapia como los ultrasonidos y el Megapulse para reducir el dolor y facilitar el proceso de curación del músculo afectado. El masaje se utilizará para reducir el espasmo y ayudar a restablecer el movimiento normal.

Ejercicios para espasmos musculares paraespinales

Los espasmos musculares, una de las causas más comunes del dolor de espalda y del cuello, a menudo pueden resolverse con un tratamiento conservador y no quirúrgico; sin embargo, hay algunos signos a los que hay que prestar atención y que deberían provocar una llamada al médico.
Acaba de cargar esa bolsa de comida para perros en el maletero. O tal vez acaba de girar la cabeza para asegurarse de que todo está despejado antes de salir del aparcamiento. O tal vez acaba de hacer un buen y largo estiramiento después de haber pasado las últimas 9 horas apretado en la clase turista en un vuelo al extranjero. Ahora, oleadas de dolor muscular incontrolable le atenazan la espalda con tanta fuerza que apenas puede mantenerse en pie. Dado que los músculos que rodean y sostienen la columna vertebral son de los más potentes y utilizados del cuerpo, los espasmos musculares pueden ser una de las causas más comunes -y dolorosas- del dolor de espalda.
Un espasmo muscular, uno de los mecanismos de respuesta natural del cuerpo, es una contracción involuntaria y sostenida de las fibras musculares en respuesta a una lesión o inflamación, ya sea en los propios músculos o en los nervios que los sirven. En la espalda, los espasmos musculares también pueden indicar una lesión o daño en una estructura vertebral subyacente, como las vértebras, los discos o los ligamentos que conectan las vértebras.

Los espasmos en la espalda baja no pueden moverse

El dolor de espalda a veces ataca sin previo aviso. Un minuto estás agachado o levantando algo pesado; al minuto siguiente eres incapaz de moverte. La aparición repentina de espasmos musculares en la zona lumbar es sorprendentemente frecuente. De hecho, aproximadamente ocho de cada 10 adultos lo experimentarán en algún momento de su vida.
La mayoría de las veces, la causa principal del espasmo muscular es consecuencia de una lesión aparentemente trivial en una estructura de la columna lumbar. Fuente de la foto: 123RF.com.En general, la causa del dolor y el espasmo de espalda puede atribuirse a un uso excesivo, un accidente o una lesión deportiva. Pero la mayoría de las veces, la causa fundamental del espasmo muscular es consecuencia de una lesión aparentemente trivial en una estructura de la columna lumbar. Una cosa, sin embargo, está clara: si ha tenido uno o más episodios de espasmo muscular en la zona lumbar, lo más probable es que vuelva a ocurrir.
Los músculos de la parte baja de la espalda trabajan en concierto con la musculatura abdominal. Sin ellos, la extensión y el movimiento lateral de la columna vertebral serían imposibles. Los músculos de la espalda también aportan estabilidad al mantener la columna vertebral erguida y el equilibrio. Ese equilibrio puede verse comprometido cuando los músculos sufren espasmos como respuesta secundaria a una articulación lumbar o un disco ligeramente lesionados.