Curl de biceps con mancuernas

Curl de biceps con mancuernas

Comentarios

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
El curl de bíceps es un ejercicio de entrenamiento con pesas muy reconocido que trabaja los músculos de la parte superior del brazo y, en menor medida, los de la parte inferior.  Es un gran ejercicio para ver resultados de fuerza y definición.
Existen diversas variantes de este ejercicio, como las que utilizan mancuernas, kettlebells, barras, bandas de resistencia o máquinas de cable. Comienza con el curl de bíceps con mancuernas alternas de pie, que puedes realizar en cualquier lugar. Los rizos son un ejercicio típico utilizado en las rutinas de entrenamiento de fuerza de la parte superior del cuerpo.
Los rizos trabajan los músculos del bíceps en la parte delantera del brazo, y también los músculos de la parte inferior del brazo: el braquial y el braquiorradial.  Estos músculos se utilizan siempre que se coge algo, lo que es habitual en la vida diaria. Al realizar el curl de brazos de pie, se fortalece la parte superior del brazo y se aprende a utilizar los músculos del brazo correctamente, apoyándose en los músculos del tronco.

Prensa de banco

Posición inicial: Siéntese con la espalda apoyada en un respaldo, de modo que la cabeza, los hombros y las nalgas hagan contacto con el banco, y coloque los pies firmemente en el suelo. Agarre dos mancuernas con un agarre cerrado y supinado (con las palmas hacia delante y los pulgares rodeando las asas) y deje que los brazos cuelguen a los lados, cerca del cuerpo, con las palmas hacia delante. Presione y retraiga (empuje hacia abajo y hacia atrás) sus escápulas (hombros).
Fase ascendente: Exhala y dobla lentamente cada codo al unísono, llevando las mancuernas hacia el pecho sin arquear la espalda ni mover los codos hacia delante. Mantenga una posición neutra de las muñecas (evite la flexión y la extensión de las mismas) y mantenga el contacto de la cabeza, los hombros y las nalgas contra el banco. Mantenga los pies firmemente apoyados en el suelo y evite encoger los hombros durante la elevación manteniendo las escápulas (hombros) deprimidas y retraídas.
Variación de este ejercicio: Para enfatizar más la actividad de los bíceps cambia tu posición inicial. Gire las palmas de las manos hacia los lados y gírelas hacia delante (o hacia arriba) durante la fase ascendente antes de que los antebrazos lleguen a la horizontal. Durante la fase descendente, gire los antebrazos hacia dentro cuando los antebrazos lleguen a la horizontal. Curvar las mancuernas más arriba permitiendo que los codos se muevan hacia delante cuando la mancuerna llegue a tu pecho, moviendo la parte superior del brazo hacia la horizontal con el suelo. Esto pone un poco más de énfasis en los bíceps y algunos músculos anteriores del hombro.

Flexiones

El humilde curl de bíceps es el levantamiento más sencillo, y un ingrediente esencial en tu búsqueda de brazos titánicos. Pero, ¿le sacas el máximo partido? Nosotros tenemos nuestras dudas, así que hemos recurrido a la ayuda del científico deportivo y héroe de la Gran Natación Británica, Ross Edgley, para ayudarte a sacar el máximo partido al mejor amigo de tus bíceps.Estas 3 variaciones del ejercicio clásico golpearán tus brazos como nunca antes. Y no antes de tiempo, un estudio publicado en PLoS One encontró una relación entre la actividad física, como los curls de bíceps, y el rendimiento cognitivo en adultos mayores. Así que los curls de bíceps no sólo te harán más fuerte, también te harán más inteligente.Es hora de empezar a preparar la feria de armas.Tus músculos bíceps
Situados en la parte superior del brazo, los bíceps están formados por una “cabeza corta” y una “cabeza larga”, que funcionan como un solo músculo. Las cabezas de los bíceps comienzan en diferentes lugares alrededor de la región del hombro/escápula, pero tienen un punto de inserción común en el tendón del codo, y juntos le permiten doblar el brazo en la articulación del codo (crucial para la flexión), así como ayudarle a rizar y tirar del peso.Cómo hacer un curl de bícepsEn primer lugar, vamos a aprender cómo hacer un curl de bíceps simple.Póngase de pie sosteniendo una mancuerna en cada mano con los brazos colgando a los lados. Asegúrate de que los codos están cerca del torso y las palmas de las manos mirando hacia delante. Manteniendo la parte superior de los brazos inmóviles, exhala mientras subes las pesas a la altura de los hombros mientras contraes los bíceps.

Extensiones de tríceps tumbado

Si quieres brazos grandes, haz un curl de bíceps. Si quiere brazos aún más grandes, haga variaciones del curl de bíceps. Los pequeños ajustes -algo tan sencillo como cambiar la posición de la muñeca o la fuente de resistencia- le permiten enfocar sus brazos desde nuevos ángulos, a la vez que enfatizan los diferentes músculos de sus brazos. Con el tiempo, eso significa más fuerza y más tamaño.
Cómo hacerlo: Mientras está sentado en un banco con los pies apoyados en el suelo, coloque la parte posterior del brazo izquierdo en la parte interior del muslo. Mantenga el brazo sobre el muslo durante todo el tiempo. Coloque la mano derecha sobre la rodilla derecha para estabilizarse. Haz los rizos en el lado izquierdo y luego repite en el lado derecho.
Por qué funciona: Al igual que los curls de concentración, los curls de predicador eliminan cualquier impulso que puedas obtener al balancear o girar y pone el foco directamente en tus bíceps. Además, conseguirás un gran estiramiento al final del ejercicio.
Cómo hacerlo:  Utilizando un banco normal de predicador, coge una barra de EZ Curl con ambas manos utilizando un agarre por debajo de la mano (con las palmas hacia arriba). Lentamente, sube la barra hasta la parte superior y llévala a unos pocos centímetros de tu barbilla. Vuelve a bajar el peso con un ritmo lento y controlado hasta la posición inicial, permitiendo cierta resistencia (negativa) en el camino de vuelta. Repita el movimiento durante el número deseado de repeticiones.