El magnesio en el deporte

Beneficios del magnesio

Un aspecto bien conocido (y a menudo celebrado) de la fisiología humana es que las personas que realizan una actividad física extenuante necesitan más carbohidratos, proteínas y grasas para mantener sus niveles de energía.1,2 ¿Pero qué ocurre con las necesidades de micronutrientes? Es decir, ¿las personas que realizan un ejercicio físico intenso (como los atletas de resistencia y los «guerreros de fin de semana») también necesitan más vitaminas y minerales para rendir y recuperarse de forma óptima?
La respuesta es sí. Aunque no es tan emocionante como repostar con las calorías de los huevos benedictinos, los micronutrientes como la vitamina C, las vitaminas del grupo B, el magnesio y el zinc desempeñan un papel importante en la producción de energía, la síntesis de los glóbulos rojos, la salud ósea y la función inmunitaria, así como en la reparación de los músculos, todo lo cual es fundamental para el rendimiento físico.3,4 De hecho, algunos estudios han demostrado que el magnesio, en particular, está asociado a un mejor rendimiento deportivo.5
El magnesio es uno de los micronutrientes de los que más se carece, ya que aproximadamente dos tercios de los estadounidenses no consumen la ingesta diaria recomendada.6 La ingesta insuficiente de magnesio entre los atletas es especialmente preocupante, dado que las elevadas exigencias físicas del entrenamiento y la competición parecen aumentar las pérdidas de magnesio. Una de las posibles consecuencias de tener niveles bajos de magnesio como atleta es el aumento del daño muscular, que será nuestro principal objetivo en este artículo.

Dosis de magnesio para deportistas

Independientemente del tipo de actividad física que realice -jardinería, caminatas o entrenamiento de resistencia/peso-, su cuerpo necesita más magnesio de lo habitual. La actividad muscular asociada significa que el organismo utiliza mayores cantidades de magnesio, que también se pierde a través del sudor. Los deportistas deben tener cuidado de reponer el magnesio y los líquidos perdidos rápidamente después del ejercicio para mantener la función muscular normal y los niveles de rendimiento a largo plazo.
El magnesio y el deporte: efectosEl magnesio ayuda a regular la actividad de 600 enzimas en el cuerpo humano y desempeña un papel importante en todos los procesos metabólicos intracelulares asociados a la síntesis o conversión de sustancias energéticas (por ejemplo, la glucosa).Conviene saber:El magnesio es importante para el metabolismo energético. Las enzimas que intervienen en el metabolismo de la glucosa necesitan magnesio para su activación. Sin magnesio, no se puede suministrar energía. La formación de lactato (descomposición anaeróbica de la glucosa), cuando no se dispone de suficiente oxígeno en las células musculares, limita la capacidad de esfuerzo del organismo. El lactato tiene que ser eliminado del cuerpo lo más rápidamente posible, y el magnesio también es necesario para este fin.Por ello, una ingesta adecuada de magnesio es especialmente importante en el deporte. El deporte aumenta el ritmo metabólico y, por tanto, también las necesidades de magnesio. La tensión muscular y los calambres, que pueden producirse tanto durante el ejercicio como después, son síntomas típicos de la deficiencia de magnesio.El magnesio es el mineral de poder para los atletas y las personas que disfrutan de un estilo de vida activo y quieren mantener su rendimiento deportivo. El test de magnesio le ayudará a determinar si su consumo de magnesio es suficiente.

Magnesio antes del entrenamiento

Los deportistas confían en una serie de suplementos para mejorar y mantener su rendimiento deportivo. Entre ellos, los suplementos de magnesio se encuentran entre los más recomendados. El mejor suplemento de magnesio para atletas es el que puede ofrecer todos los beneficios de incluir este mineral esencial en un régimen de entrenamiento regular. Obtener suficiente magnesio significa que los atletas pueden notar una mejora no sólo en su rendimiento deportivo, sino también durante los períodos de recuperación.
El magnesio es extremadamente importante para los atletas, ya que regula el ritmo cardíaco, permite que los músculos se contraigan y se relajen correctamente, reduce la presión arterial y es esencial para producir trifosfato de adenosina (ATP), la principal fuente de energía en las células humanas, y el mejor suplemento de magnesio se encargará de todo esto.    No cabe duda de que el magnesio desempeña un papel fundamental en la producción de energía y cualquier carencia puede perjudicar seriamente el rendimiento deportivo.
El magnesio desempeña una serie de funciones en el organismo y es necesario para más de 325 reacciones enzimáticas, incluidas las que intervienen en la síntesis de grasas y proteínas, la mejora de la actividad cardíaca y el correcto metabolismo óseo. Pero para los atletas quizá la contribución más importante sea el papel del magnesio en la producción de energía tanto anaeróbica como aeróbica.

¿necesitan los deportistas más magnesio?

¿Buscas aumentar tu rendimiento, ganar esa ventaja competitiva y mejorar la recuperación? No pase por alto la necesidad de contar con niveles óptimos de magnesio: incluso las pequeñas carencias en la ingesta de magnesio pueden inhibir el rendimiento deportivo.
El magnesio es el cuarto mineral más abundante en el cuerpo, y aproximadamente el 60% se encuentra en los huesos y el 30% en el músculo esquelético y cardíaco. Interviene en más de 300 reacciones bioquímicas en el organismo y es crucial para la producción de energía, la función muscular, la salud del corazón, la síntesis de proteínas y el metabolismo de la insulina. Esto hace que sea de vital importancia para el rendimiento físico. Sin embargo, es habitual que los niveles de magnesio no sean óptimos, lo que puede repercutir en el rendimiento deportivo y la recuperación.
Rendimiento: El magnesio es vital para la conversión de glucógeno en glucosa, el principal combustible del cuerpo durante el ejercicio. Sin niveles suficientes, el cuerpo pasa a un metabolismo anaeróbico, lo que da lugar a una acumulación de ácido láctico y a los correspondientes dolores y espasmos musculares. Esto significa que si tienes un nivel bajo de magnesio es más probable que te sientas fatigado.