Esterilidad masculina: ¿cómo proceder?

Realizar un estudio de la calidad del semen del varón puede aportar datos importantes que lleven a encontrar la causa que impide a una pareja concebir.

Cuando una pareja desea concebir un hijo, pueden presentarse diferentes problemas que causen que les cueste o que, incluso, sean incapaces de llegar a un embarazo.

Uno de esos problemas es la esterilidad masculina, que tiene un importante papel a la hora de lograr que la mujer pueda quedar embarazada.

Las causas que pueden llevar a la esterilidad masculina pueden ser variadas, entre ellas, la baja calidad del semen que hace que los espermatozoides tengan poca o nula capacidad para fecundar un óvulo.

Conocer y tener información sobre los problemas que pueden llevar a una esterilidad masculina, es clave para poder determinar qué tipo de tratamientos pueden ayudar a la pareja a lograr su deseo de ser padres.

En laboratorios profesionales como Cefegen, se pueden realizar pruebas diagnósticas que permitan determinar la calidad seminal del varón y ofrecer alternativas en caso de aparecer problemas en la reproducción.

Estudios que ayudan a diagnosticar problemas de esterilidad en el varón

Cuando una pareja se da cuenta de que tienen problemas a la hora de tener hijos, es natural acudir a profesionales que mediante pruebas diagnósticas puedan descubrir cuál es el problema y ofrecer las mejores opciones para tratar de resolver la situación de forma favorable para la pareja.

En ocasiones, el problema viene debido a que la calidad del semen del varón es baja y, por lo tanto, los espermatozoides no consiguen lograr su objetivo de fecundar al óvulo, dando como resultado el embarazo.

Si una pareja piensa que tiene problemas al concebir, lo mejor es acudir a un laboratorio profesional de fertilidad donde pueden encontrar asesoramiento experto y llevar a cabo las pruebas esenciales para encontrar la anomalía y tratarla de la mejor forma posible.

Un seminograma o espermiograma es una prueba que resulta fundamental en el caso de que sea el varón el que tenga problemas para concebir.

Esta prueba ofrece la información necesaria para conocer la calidad del semen del paciente mediante la valoración de factores como el volumen de la muestra, el PpH o el número de espermatozoides, entre otros.

La información que se obtiene de esta prueba, permite que los médicos especialistas puedan tener una orientación sobre los posibles problemas de la pareja, en este caso el varón, para poder tener hijos.

La importancia de acudir siempre a un laboratorio experto

Cuando una pareja se plantea tener hijos y tras un tiempo intentándolo no consiguen el embarazo, es natural tener miedo, estar frustrados y tener muchas preguntas.

Lo primero que se piensa es que una de las dos partes implicadas pueda tener algún problema de fertilidad, por lo que lo más lógico es acudir a un profesional que pueda realizar pruebas específicas para encontrar el problema.

Es esencial que cuando haya que realizarse estas pruebas, se acuda a laboratorios con experiencia y profesionales como Cefegen, que asesoren, sean discretos y sigan el protocolo exigido para que las pruebas aporten datos sólidos y confiables.

Esta es la mejor manera de asegurarse diagnósticos fiables que el médico especialista podrá tomar en cuenta para ofrecer siempre las mejores alternativas y tratamientos.