Hematoma esguince de tobillo

Hematoma esguince de tobillo

El esguince de tobillo empeora los hematomas

¿Tiene un esguince de tobillo? Los esguinces de tobillo están entre las lesiones más comunes. Los esguinces de tobillo se producen cuando los ligamentos del tobillo se estiran o se rompen. Los esguinces de tobillo pueden ser muy dolorosos e incapacitantes. Si tiene un esguince de tobillo, es conveniente que acuda a su podólogo. Sigue leyendo para conocer los signos y el tratamiento de los esguinces de tobillo.
1. Dolor: Un esguince de tobillo puede ser doloroso y dificultar la realización de tus actividades cotidianas. También es posible que sientas molestias cuando pongas peso en la zona afectada. El dolor puede empeorar cuando se presiona la zona y al estar de pie o caminar.
2. Enrojecimiento:  Un esguince de tobillo puede provocar calor y enrojecimiento alrededor de la zona afectada. Si el tobillo está caliente, rojo e hinchado, está inflamado. El calor y el enrojecimiento son causados por el aumento del flujo sanguíneo en la zona.
3. Hinchazón:  Cuando un tobillo se lesiona con un esguince, se produce una inflamación. La hinchazón es la respuesta protectora del cuerpo a una lesión. La inflamación se produce por el aumento de líquido en el tejido. Esta es una reacción normal del cuerpo y es el inicio del proceso de curación. Sin embargo, a veces el cuerpo produce más hinchazón de la necesaria.

Tiempo de recuperación de un esguince de tobillo de grado 3

Conocer los síntomas que se pueden experimentar con un esguince es importante para determinar que la lesión no es realmente una rotura del hueso. Cuando se produce un esguince, los vasos sanguíneos rotos se derraman en el tejido que rodea la articulación, provocando un hematoma visible. Los glóbulos blancos responsables de la inflamación migran a la zona y el flujo sanguíneo también aumenta[1] Junto con esta inflamación, se experimenta hinchazón y dolor. Los nervios de la zona se vuelven más sensibles cuando se sufre la lesión, por lo que el dolor se siente como una punzada y empeora si se ejerce presión sobre la zona. También se observa calor y enrojecimiento al aumentar el flujo sanguíneo. Además, hay una disminución de la capacidad de mover la articulación[cita requerida].
El riesgo de sufrir un esguince es mayor durante las actividades que implican un movimiento explosivo de lado a lado, como el tenis, el monopatín o el baloncesto. Los esguinces de tobillo también pueden producirse durante actividades cotidianas normales, como bajarse de un bordillo o resbalar en el hielo.
Volver a la actividad antes de que los ligamentos se hayan curado por completo puede hacer que se curen en una posición estirada, lo que provoca una menor estabilidad en la articulación del tobillo. Esto puede conducir a una condición conocida como inestabilidad crónica del tobillo (CAI), y un mayor riesgo de esguinces de tobillo[cita requerida].

Esguince de tobillo de grado 2 contusión

Un esguince de tobillo es una lesión muy común. Un esguince de tobillo puede afectar a deportistas y no deportistas, a niños y a adultos. Puede ocurrir al practicar un deporte o incluso al pisar una superficie irregular.
Los esguinces de tobillo se producen cuando el pie se tuerce, gira o rueda más allá de sus movimientos normales. También puede producirse un esguince si el pie se planta de forma irregular en una superficie, más allá de la fuerza normal de la pisada. Esto hace que los ligamentos se estiren más allá de su rango normal en una posición anormal. Un ligamento es una estructura elástica. Los ligamentos suelen estirarse dentro de sus límites y luego vuelven a su posición normal. Cuando un ligamento se ve obligado a estirarse más allá de su rango normal, se produce un esguince. Un esguince grave provoca la rotura real de las fibras elásticas.
Un médico puede diagnosticar un esguince de tobillo. A veces son necesarias las radiografías para descartar la existencia de un hueso roto en el tobillo o el pie. Los huesos rotos pueden presentar síntomas similares de dolor e hinchazón. Si no hay ningún hueso roto, su médico podrá decirle el grado del esguince de tobillo basándose en la cantidad de hinchazón, dolor y hematomas.

Cuánto tiempo permanece hinchado un esguince de tobillo

Los esguinces de tobillo se producen cuando los ligamentos que conectan los huesos del pie, el tobillo y la parte inferior de la pierna se estiran o se rompen. Hay diferentes tipos de esguinces de tobillo. Una lesión por inversión, la causa más común de los esguinces de tobillo, se produce cuando el tobillo rueda hacia fuera y el pie gira hacia dentro. El resultado es el estiramiento y el desgarro de los ligamentos de la parte exterior del tobillo. En una lesión por eversión, el tobillo rueda hacia dentro y el pie gira hacia fuera, dañando los ligamentos de la parte interior del tobillo. En un esguince de tobillo «alto», un tipo de lesión menos común, se lesionan los ligamentos que unen los dos huesos de la parte inferior de la pierna por encima del tobillo, llamados sindesmosis. Esto suele ocurrir si se fuerza el pie hacia arriba, o si se tuerce la pierna con fuerza mientras el pie está plantado. Esta lesión puede producirse por sí sola o con un esguince de inversión o eversión. Si se lesionan los ligamentos de la sindesmosis, el esguince es más grave y tarda más en curarse. El daño del ligamento varía desde un simple estiramiento o un ligero desgarro hasta un desgarro completo. Su médico calificará su esguince en función de ello.