Luis Felipe Baca Arbulu: ¿Qué es la Afasia? La enfermedad que obliga a Bruce Willis a retirarse

El exitoso actor, Bruce Willis, es el protagonista de una de las noticias más desalentadoras para los amantes de sus obras: su retiro. Todo se debe al padecimiento de un trastorno del lenguaje: la afasia, tal como ha comentado Luis Felipe Baca Arbulu en su blog digital.

Se trata de un trastorno capaz de no solo impedirle realizar escenas de cualquier tipo, sino también de limitar acciones cotidianas e indispensables, como comunicarse. Por ese motivo, el retiro de Bruce Willis debió producirse una vez conocido el padecimiento de la afasia, sobre la cual conocerás en detalle a continuación.

¿Qué es la afasia?

Es un trastorno del lenguaje que afecta enormemente la capacidad de quien lo padece para comunicarse y comprender a los demás. Suele producirse debido a lesiones o daños en las regiones del cerebro encargadas de la lectura, la expresión, la escritura y/o el entendimiento.

La gravedad del trastorno dependerá de la región cerebral en la cual se ubique la lesión y el daño ocasionado por la misma, desarrollando problemas del lenguaje específicos. Algunos pacientes tienen inconvenientes a la hora de decir oraciones o palabras; otros, presentan inconvenientes para expresarse, leer o escribir.

La afasia no se considera una enfermedad, sino un síntoma capaz de señalar la existencia de una lesión cerebral. Es posible considerarla un trastorno transitorio, como sucede con pacientes de epilepsia, o evidencia de otras enfermedades, similares a las infecciones o un tumor cerebral.

¿Cuáles son las causas principales de la afasia?

La afasia puede producirse debido a diversas causas, todas ellas relacionadas con afecciones en el cerebro, siendo algunas de las principales:

  • Haber sufrido ictus en algún momento de la vida.
  • Sufrir un traumatismo craneoencefálico.
  • Sufrir alguna enfermedad neurodegenerativa, como el Parkinson.
  • Sufrir demencia de cualquier tipo, como el Alzheimer.

Es posible sufrir afasia en cualquier momento de la vida; sin embargo, se trata de un trastorno con mayor presencia en personas con más de 50 años de edad.

Actualmente, se reporta la existencia de, al menos, 350.000 individuos con el síntoma, produciéndose un aproximado de 25.000 casos nuevos cada año.

Un trastorno de compleja recuperación

No todas las personas con afasia suelen presentar las mismas discapacidades cognitivas, pudiendo variar enormemente en función de la región afectada y la enfermedad subyacente. Dependiendo de cuál se trate, la capacidad y el tiempo de recuperación pueden ser distintos, siendo capaz de acortarse o alargarse según el caso.

En las situaciones de menor gravedad, la persona afectada con afasia puede recuperar su capacidad para comunicarse a pleno sin realizar un tratamiento complejo. Sin embargo, ese caso solo se producirá siempre y cuando no exista una lesión grave en el cerebro o si la enfermedad causante no ha hecho demasiados daños.

La mayoría de las personas requieren de un complejo proceso de rehabilitación, llevado a cabo por foniatras, expertos del lenguaje y logopedas. En general, es poco probable recuperar toda la capacidad de comunicación tal como estaba antes de sufrir el trastorno.