Musculo oblicuo interno del abdomen

Musculo oblicuo interno del abdomen

Origen e inserción del músculo oblicuo interno

Sus fibras discurren perpendiculares al músculo oblicuo externo, comenzando en la fascia toracolumbar de la parte inferior de la espalda, los 2/3 anteriores de la cresta ilíaca (parte superior del hueso de la cadera) y la mitad lateral del ligamento inguinal. Las fibras musculares discurren desde estos puntos en sentido superiomedial (hacia arriba y hacia la línea media) hasta las inserciones del músculo en los bordes inferiores de las costillas 10ª a 12ª y la línea alba (costura de la línea media abdominal).
El oblicuo interno desempeña dos funciones principales. En primer lugar, actúa como antagonista (oponente) del diafragma, ayudando a reducir el volumen de la cavidad torácica (pecho) durante la exhalación. Cuando el diafragma se contrae, tira de la pared inferior de la cavidad torácica hacia abajo, aumentando el volumen de los pulmones, que se llenan de aire. A la inversa, cuando los oblicuos internos se contraen, comprimen los órganos del abdomen, empujándolos hacia el diafragma, que vuelve a penetrar en la cavidad torácica, reduciendo el volumen de los pulmones llenos de aire, lo que produce una espiración.

Transverso del abdomen

El músculo oblicuo interno del abdomen, también músculo oblicuo interno u oblicuo interior, es un músculo abdominal de la pared abdominal que se encuentra por debajo del músculo oblicuo externo y justo por encima del músculo transverso del abdomen.
Sus fibras discurren perpendiculares al músculo oblicuo externo, comenzando en la fascia toracolumbar de la parte inferior de la espalda, los 2/3 anteriores de la cresta ilíaca (parte superior del hueso de la cadera) y la mitad lateral del ligamento inguinal. Las fibras musculares discurren desde estos puntos en sentido superiomedial (hacia arriba y hacia la línea media) hasta las inserciones del músculo en los bordes inferiores de las costillas 10ª a 12ª y la línea alba.
El oblicuo interno desempeña dos funciones principales. En primer lugar, como músculo accesorio de la respiración, actúa como antagonista (oponente) del diafragma, ayudando a reducir el volumen de la cavidad torácica durante la espiración. Cuando el diafragma se contrae, tira de la pared inferior de la cavidad torácica hacia abajo, aumentando el volumen de los pulmones, que se llenan de aire. A la inversa, cuando los oblicuos internos se contraen, comprimen los órganos del abdomen, empujándolos hacia el diafragma, que vuelve a penetrar en la cavidad torácica, reduciendo el volumen de los pulmones llenos de aire, lo que produce una espiración.

Función del músculo oblicuo interno

El músculo oblicuo interno del abdomen, también músculo oblicuo interno u oblicuo interior, es un músculo abdominal de la pared abdominal que se encuentra por debajo del músculo oblicuo externo y justo por encima del músculo transverso del abdomen.
Sus fibras discurren perpendiculares al músculo oblicuo externo, comenzando en la fascia toracolumbar de la parte inferior de la espalda, los 2/3 anteriores de la cresta ilíaca (parte superior del hueso de la cadera) y la mitad lateral del ligamento inguinal. Las fibras musculares discurren desde estos puntos en sentido superiomedial (hacia arriba y hacia la línea media) hasta las inserciones del músculo en los bordes inferiores de las costillas 10ª a 12ª y la línea alba.
El oblicuo interno desempeña dos funciones principales. En primer lugar, como músculo accesorio de la respiración, actúa como antagonista (oponente) del diafragma, ayudando a reducir el volumen de la cavidad torácica durante la espiración. Cuando el diafragma se contrae, tira de la pared inferior de la cavidad torácica hacia abajo, aumentando el volumen de los pulmones, que se llenan de aire. A la inversa, cuando los oblicuos internos se contraen, comprimen los órganos del abdomen, empujándolos hacia el diafragma, que vuelve a penetrar en la cavidad torácica, reduciendo el volumen de los pulmones llenos de aire, lo que produce una espiración.

Músculos oblicuos externos

El músculo oblicuo interno abdominal, también músculo oblicuo interno u oblicuo interior, es un músculo abdominal de la pared abdominal que se encuentra por debajo del músculo oblicuo externo y justo por encima del músculo transverso del abdomen.
Sus fibras discurren perpendiculares al músculo oblicuo externo, comenzando en la fascia toracolumbar de la parte inferior de la espalda, los 2/3 anteriores de la cresta ilíaca (parte superior del hueso de la cadera) y la mitad lateral del ligamento inguinal. Las fibras musculares discurren desde estos puntos en sentido superiomedial (hacia arriba y hacia la línea media) hasta las inserciones del músculo en los bordes inferiores de las costillas 10ª a 12ª y la línea alba.
El oblicuo interno desempeña dos funciones principales. En primer lugar, como músculo accesorio de la respiración, actúa como antagonista (oponente) del diafragma, ayudando a reducir el volumen de la cavidad torácica durante la espiración. Cuando el diafragma se contrae, tira de la pared inferior de la cavidad torácica hacia abajo, aumentando el volumen de los pulmones, que se llenan de aire. A la inversa, cuando los oblicuos internos se contraen, comprimen los órganos del abdomen, empujándolos hacia el diafragma, que vuelve a penetrar en la cavidad torácica, reduciendo el volumen de los pulmones llenos de aire, lo que produce una espiración.