Propiedades de las judias verdes

¿son buenas las judías verdes cocidas?

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
Las judías verdes son una fuente barata, versátil y fácil de encontrar de carbohidratos saludables, proteínas, fibra y micronutrientes. (Incluso puede cultivarlas usted mismo.) La nutrición varía en función de cómo se preparen o procesen, pero en general, esta legumbre es una adición saludable a su dieta: Es una verdura verde con muy poca grasa, colesterol, sodio o azúcar.
Si tu receta favorita de judías verdes es la tradicional a la cazuela, prueba una versión más saludable. O pruebe las judías verdes al vapor o asadas: No las cocines demasiado y condimenta con hierbas frescas y un chorrito de zumo de limón.
Las judías verdes son una buena fuente de hidratos de carbono complejos. Hay cuatro gramos de almidón en una porción de una taza de judías verdes. El almidón proporciona al cuerpo energía rápida. Además, te beneficiarás de casi tres gramos de fibra cuando consumas una ración de judías verdes. La fibra ayuda a estabilizar el azúcar en la sangre, aumenta la saciedad y mejora la salud digestiva.

Los beneficios de las judías verdes para la piel

¿Qué son? Cultivadas por primera vez en América, las judías verdes llegaron a Europa cuando los exploradores volvieron a casa con las dulces y nutritivas vainas alrededor del siglo XVI. Dependiendo de su lugar de origen, las llamará judías verdes, judías verdes, judías de mesa, judías francesas o judías verdes, llamadas así por su textura crujiente.
¿Para qué sirven? Deberías aprender a amar las judías verdes con todo tu corazón: su poderosa combinación de fibra, folato y los minerales magnesio y potasio hacen de las judías verdes un súper alimento para la salud cardiovascular. Y aunque una taza de judías verdes sólo aporta 44 calorías, también proporciona casi una quinta parte de las necesidades diarias de vitaminas antioxidantes A y C. Esa misma taza de judías también le proporciona una cuarta parte de la ingesta diaria recomendada de vitamina K, que es crucial para la correcta coagulación de la sangre.
¿A qué saben? Si puedes, ¡fíjate en las frescas! Si nunca has comido judías verdes frescas, estás de enhorabuena. En comparación con el sabor blando y metálico de las judías enlatadas, las judías frescas tienen una textura y un sabor agradables: dulces, firmes, crujientes y jugosas. Intenta encontrar judías verdes que se vendan sueltas, para poder elegir los mejores ejemplares: de color verde intenso, con la piel lisa y sin magulladuras ni manchas marrones. Pruebe una o dos judías para ver si se rompen. Guarda las alubias sin lavar envueltas en plástico y metidas en el cajón hasta que vayas a prepararlas. Recorta los extremos y quita el hilo (a menos que hayas comprado judías sin hilo). Saltéalas y ponles almendras en rodajas finas, o ásalas, córtalas y mételas en una vinagreta. O añada las judías al eterno favorito de las fiestas: la cazuela de judías verdes. El sabor suave, limpio y «verde» de las judías verdes las convierte en un complemento natural para las patatas con almidón o para añadir textura a un surtido de verduras salteadas.

Judías verdes para perder peso

5. Cuidado de los ojosCiertos carotenoides específicos que se encuentran en las judías verdes pueden prevenir la degeneración macular, que es una disminución de la visión y de la función ocular. La luteína y la zeaxantina se concentran en la mácula del ojo y desempeñan un papel clave en la prevención de cualquier estrés en el funcionamiento interno del ojo. Asegurar que estos niveles de carotenoides se mantengan fuertes para prevenir el deterioro de la visión es uno de los muchos beneficios de incluir judías verdes en su dieta equilibrada.6. Mejora la salud óseaEl calcio, que se encuentra en las judías verdes, es integral en la prevención del deterioro de los huesos y la osteoporosis. Estas judías también contienen vitamina K, A y silicio. Las deficiencias de muchos de estos compuestos se han relacionado con el aumento de la pérdida de hueso, la fuerza y la durabilidad. El silicio no es el mineral del que más se oye hablar, y las cantidades significativas son relativamente raras en la mayoría de los alimentos. Sin embargo, las judías verdes son una gran fuente de silicio, que es un elemento clave para la regeneración ósea y la salud general de los huesos.

¿son buenas las judías verdes para los perros?

Puedes llamarlas judías verdes, judías verdes o judías verdes, pero no importa el nombre que prefieras, todas son la misma verdura sin grasa y baja en calorías. Las pequeñas judías metidas dentro de su vaina comestible son una buena fuente de fibra que reduce el colesterol, pero son una fuente aún mejor de varias vitaminas que contribuyen a la salud de los ojos y los huesos.
Aunque no lo muestren, las judías verdes contienen los mismos pigmentos que dan a las verduras su color rojo, amarillo y naranja. Estos pigmentos, llamados carotenoides, funcionan todos como antioxidantes, pero algunos también cumplen otras funciones. Las judías verdes contienen tres carotenoides: betacaroteno, luteína y zeaxantina. El betacaroteno se convierte en retinol, que es la forma de vitamina A esencial para la visión nocturna normal. La luteína y la zeaxantina absorben la luz azul, lo que protege los ojos de los daños causados por esta luz de alta intensidad. Los carotenoides están incluidos en la ración dietética recomendada de vitamina A. Obtendrá el 29% de su ración diaria con una taza de judías verdes hervidas.