Plato tipico de cataluña

Plato tipico de cataluña

Cocina mexicana

Los platos tradicionales de Cataluña son tan famosos y diversos como su cultura y arquitectura, y son una razón tan buena como cualquier otra para visitar nuestra hermosa región. Entender los platos locales es entender su gente y su geografía. La riqueza de la comida catalana proviene de la combinación de ingredientes locales que se encuentran entre las montañas y el mar. La clave es la sencillez con los productos locales, haciendo honor a las estaciones y a la maravillosa variedad de ingredientes que cada una de ellas proporciona. La calidad de estos platos es tan buena en una mesa familiar catalana como en un restaurante local. Los catalanes se enorgullecen de tener una dieta mediterránea saludable, llena de sabor, sencilla de cocinar y agradable de comer. Sin más preámbulos, aquí está nuestra lista de los 15 mejores platos que hay que probar en Cataluña:
Una coca es un pan que puede ser horneado dulce o salado. Puede encontrarla en un menú como tapa, entrante o postre. La versión salada se sirve normalmente al estilo de una pizza con diversos ingredientes como pimientos, cebollas, aceitunas, atún o anchoas. La versión dulce lleva una cobertura de crema de huevo o azúcar. En muchas fiestas religiosas locales hay una versión dulce que suele llevar fruta confitada o frutos secos. Encontrará puestos en los mercados locales que venden las diferentes versiones o pregunte en la panadería local.

Cocina francesa

En este artículo resumiremos el origen de la cocina catalana, los diferentes platos típicos de la cocina catalana, las salsas catalanas que los acompañan, los restaurantes típicos donde se pueden degustar y, por último, los productos catalanes acreditados.
La cocina catalana se encuentra en la encrucijada de diferentes culturas que bordean la cuenca mediterránea. Esto se explica por el legado histórico de Cataluña, que cuenta con una ventajosa posición geográfica a orillas del mar Mediterráneo, lo que le ha permitido comerciar con pueblos como los romanos, los fenicios y los griegos en el pasado. Por ello, aún hoy encontramos la influencia de la gastronomía francesa, italiana, griega, provenzal, pero también árabe y judía.
Los platos típicos catalanes suelen mezclar productos del mar y de la montaña (denominados en catalán «mar i muntanya»). Barcelona está situada entre el mar y la montaña, la ciudad es un lugar excelente para disfrutar de este tipo de platos ya que se puede disfrutar de productos frescos.
En las especialidades catalanas abundan las verduras, el pescado y la carne cocinados con aceite de oliva de calidad. Son, por tanto, platos variados y equilibrados. Como es de esperar, todos estos platos se pueden acompañar de un buen vino local.

La cocina de barcelona

La cocina catalana es bastante diferente a la del resto de España: en lugar de la paella optamos por el arroz negro, y preferimos las butifarras a los chorizos. Y también solemos elegir ingredientes más sanos y ligeros la mayoría de las veces. Geográficamente podríamos considerar nuestra cocina como una cocina mediterránea en la que la influencia de los productos de montaña tiene un papel importante, lo que da lugar a combinaciones únicas de carnes y mariscos.
Los platos catalanes se basan básicamente en las verduras frescas, los productos del trigo, las legumbres, el cerdo, el cordero, las aves de corral, la ternera, el marisco y las setas (que los lugareños suelen buscar en las montañas en otoño). Si quieres conocer cuáles son los platos estrella de la comida catalana que debes probar durante tu viaje, ¡no te pierdas el post de hoy!
Un plato muy representativo de nuestra cocina, realmente fácil de cocinar y súper popular. No faltará en ninguna barbacoa o calçotada catalana, e incluso hay barbacoas específicas de butifarra llamadas butifarrada. Las alubias (mejor si son de Santa Pau o del Ganxet) son la guarnición que acompaña a esta butifarra, y vienen aderezadas con aceite de oliva, ajo y perejil.El alioli suele acompañar también a este plato. Puedes degustarlo en la mayoría de los bares de La Boqueria, pero si quieres probar una opción gourmet, dirígete a Cal Pep para probar su butifarra de foie gras (sus judías vienen en una deliciosa reducción de jerez).

Plato de pasta de cataluña

No se preocupe, el bacalao no sale de una lata. Antiguamente, el pescado se preparaba en una bandeja de horno con lados muy altos, lo que le da la forma de lata y su nombre, pero hoy en día el plato tradicional catalán se hace con bacalao fresco enharinado y frito en una sartén, y luego se mete en el horno para cocinarlo. Se cubre con una mezcla de ajo, pimiento rojo, tomate, laurel y vino blanco que se fríe lentamente en la misma sartén. Suele servirse con alubias blancas.
La bomba, que se dice inventada en la Barceloneta, es una gran bola de puré de patatas empanada y frita con un centro relleno de carne de cerdo o de ternera. Se sirve caliente y con una salsa picante y, a menudo, con alioli.
La «botifarra», un sabroso embutido catalán a base de carne de cerdo cruda y especias, suele servirse a la parrilla y con alubias blancas. La «botifarra negra» es un tipo común, que incluye sangre de cerdo hervida en la receta.
Si aún no le asusta el nombre en inglés, pruebe la capipota, un plato tradicional catalán a base de alubias blancas o garbanzos, butifarra, jamón ibérico, tomates y, sí, partes de la cabeza y las patas de cerdo o ternera (a menudo, de ternera). Se suele servir caliente y con pan.